Adelanto de la vendimia: la cosecha en Madrid será menor debido al cambio en el ciclo de la viña

  • La razón principal es la sequía
Foto: REDACCION |Vídeo: Telemadrid

Se ha adelantado la vendimia en la Comunidad de Madrid. Las uvas ya están empezando a recogerse. La primera en vendimiarse es la variedad autóctona albillo real una variedad temprana que antes se recogía en la tercera semana de agosto. Una vez se haya terminado con esta variedad le tocará el turno a la garnacha que será destinada a la producción de vino tinto.

Madrid adelanta la vendimia a causa de las altas temperaturas y la sequía

Se cortan los racimos uno a uno desde el corazón del viñedo. Este año la recogida ha comenzado el 5 de agosto, cuando lo normal es comenzar en torno al día 20. Las principales razones de este adelanto según los agricultores del sector vitivinícola, son las altas temperaturas y la sequía. Esta situación ha significado el adelantamiento del ciclo de la viña y, por tanto, su recogida.

Desde el sector afirman que lo que más preocupa no es el adelanto de la cosecha, sino la planta, porque todavía le queda mucho recorrido hasta que acabe el ciclo. Esto podría hacer peligrar la cosecha del año que viene.

La producción de aceite de oliva podría resultar insuficiente para cubrir la demanda
La producción de aceite de oliva podría resultar insuficiente para cubrir la demanda
La producción de aceite de oliva podría resultar insuficiente para cubrir la demanda

La producción de aceite de oliva podría resultar insuficiente para cubrir la demanda

Recoger la cosecha antes de tiempo va a hacer que sea más pequeña con la consiguiente pérdida de kilos. La falta de jugo de la uva debido a que las viñas no han gozado de la humedad necesaria debido a la sequía es una de las razones por las que agricultores y bodegueros van a notar un descenso en los kilos recogidos este año. A estos problemas se le suma el de los conejos, que se comen las plantas de la uva y les hace perder gran parte de la cosecha.

Estas dificultades no disminuyen la calidad del producto final, logrado tras un minucioso y tradicional proceso. Primero se prensa la uva para obtener el mosto o jugo que inmediatamente se somete a un proceso de fermentación. Una vez concluido estos pasos, se realizan los controles de densidad, acidez y calidad que garantizan que el vino que llega a las mesas de los consumidores sea el mejor posible.

Recomendamos

Mejores Momentos

Programas Completos