Vídeo: Telemadrid | Foto: Redacción

Madrileños por el mundo: Tanzania

Tanzania, país situado en la costa este de África Central, es el hogar de más de cuatro millones de animales salvajes que viven repartidos en sus diecisiete parques nacionales la convierten en el mejor lugar del mundo para explorar y descubrir su naturaleza en todo su esplendor que fantásticos safaris que se pueden realizar para más tarde pasar la noche en un fantástico hotel mimetizado con la naturaleza donde coger el sueño contando estrellas y con el rugido de los leones de fondo.

Uno de los grandes animales terrestres de Tanzania es el elefante cuyas manadas caminan por la sabana con las elefantes junto a sus crías mientras que los machos van en grupos diferentes.

También hemos visto grandes jirafas, en animal nacional de este país por su elegancia y serenidad y una curiosidad, duermen de pie en intervalos de diez minutos durante dos horas.

Pero el gran rey de la sabana es el león y los hemos podido ver muy cerquita sin sorprenderse por nuestra visita.

Los safaris han descendido drásticamente por la pandemia por coronavirus

Los safaris son la forma perfecta para apreciar toda esta naturaleza y los realizaban numerosas personas al año, pero ahora, debido a la pandemia por coronavirus, el turismo ha descendido drásticamente y donde antes había que esperar una larga cola de coches para ver a los animales, ahora apenas nos cruzamos con alguien.

Tanzania, hogar de los bosquimanos

Pero no solo habitan grandes animales en Tanzania, sino que también es el hogar de los bosquimanos donde viven desde hace unos 10.00 años, y lo primero que nos llama la atención es su particular forma de comunicarse a base de charquidos y fonemas.

Los bosquimanos se alimentan de todas las especies animales menos de la hiena porque, cuando muere algún miembros del grupo, su cuerpo es dejado en el bosque del cual se alimentan estos depredadores por lo que comerse una hiena significaría alimentarse de uno de sus antepasados.

Pisando suelo firme lejos de la tierra del bosque llegamos a Zanzíbar, un archipiélago de Tanzania que fue un lugar de paso para los comerciantes que viajaban entre Arabia, India y África lo que la convirtió en el sitio perfecto para la venta de esclavos.

Su catedral anglicana, construida por la presencia de la colonia iglesia en el lugar, es la más antigua de la ciudad y se estableció en este punto cuando se abolió la esclavitud en Zanzíbar porque aquí se encontraba el antiguo 'mercado de esclavos'.

Mejores Momentos

Programas Completos