Cayetano Martínez de Irujo se desnuda emocionalmente en 'Enamorados de Madrid'

  • El ojito de derecho de la duquesa de Alba nos cuenta cómo fue su infancia y nos habla de su relación con sus hermanos  

Caminando por Chueca, entramos el Restaurante Casa Salvador, una taberna taurina centenaria que, además, funciona como museo. Aquí, 'Enamorados de Madrid' se adentra para conocer a un madrileño de pura cepa y noble de cuna sobre el se ha escrito y mucho a lo largo de su vida.

Hablamos de Cayetano Martínez de Irujo, uno de los hijos de la duquesa de Alba más mediáticos y el ojito derecho de Cayetana.

"Los últimos seis años tuve una relación con ella muy estrecha, cuando me encomendó dirigir todo su patrimonio me dio esa responsabilidad tan grande y tan bonita a la vez. Me dijo que era el único que conseguía todos los objetivos que se marcaba", nos ha contado Cayetano.

"Yo todo lo que hice en los seis años que dirigí la casa lo hice para Carlos"

Su relación con su hermano mayor, actual duque de Alba, no es tan buena como ya ha comentado en otras ocasiones al considerar que Carlos Fitz-James Stuart y Martínez de Irujo "no se portó bien con él":

"Yo todo lo que hice en los seis años que dirigí la casa lo hice para él porque es el que iba a heredar los palacios, la parte agrícola más importarte... y no ha sido porque le haya escogido nadie como pasa en Arabia, sino por haber nacido el primero".

Una de las controversias más importantes entre los hermanos es la decisión de Carlos de abrir los palacios al público, algo que otros hermanos como Cayetano consideran que a su madre no le hubiese gustado en absoluto.

¿Cómo recuerda Cayetano su infancia?

"Todo fue muy bonito hasta los 6 años. A los 6 años nace Eugenia y yo siento un doble abandono, el de mi madre y el de mi nana. De todo esto yo no me di cuenta hasta que hice una terapia muy a fondo de trauma de infancia con 50 años en Estados Unidos porque sentía que seguía siendo una persona triste por dentro".

Tres años después, murió su padre y lo recuerda como un momento muy duro porque mientras los hermanos rezaban en una capilla para que se recuperase, el marido de la duquesa ya había fallecido.

Pero si algo recuerda Cayetano con especial dolor es el trato que tuvo hacia él una de sus nannies que, incluso, le agredía físicamente: "Me daba sin justificación, por travesuras que yo hacía de niño".

Una situación tan traumática que llegó a marcarle en sus relaciones de adulto con las mujeres.

"La mujer para mujer para mí es mi gran pasión y por otro lado salía corriendo porque tenía miedo a que me hicieran daño".

"Un ya pequeño sector de la prensa ha empañado mi carrera deportiva a base de machacarme"

Otra de sus grandes pasiones es el deporte, aunque no ha sido un camino fácil para él.

"Me ha costado muchos años que me valoren como deportista porque ha habido un ya pequeño sector de la prensa que ha empañado mi carrera deportiva a base de machacarme", lamenta Cayetano.

A pesar de todo, consiguió resultados deportivos importantes en sus participaciones en cuatro Campeonatos Mundiales y dos Olimpiadas.

"Mis hermanos estaban muy orgullosos porque no me había ayudado nadie, mi madre tampoco".

Recomendamos

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de Duquesa de Alba