Desmontando Madrid: El Madrid de las posadas y los hoteles

  • Un recorrido por las humildes posadas y los magníficos hoteles que siempre han tenido sus puertas abiertas a los forasteros

Madrid es una comunidad que, históricamente, siempre ha tenido las puertas abiertas a todo el mundo, tanto para el viajero como para el comerciante. Aquí el extranjero se sentía como en casa.

Es por eso que, desde hace siglos, Madrid cuenta con posadas y hoteles en los que pasar unas horas, unos días e, incluso, vivir en ellos.

Y es que un lugar es para los que viven, pero también para los que vienen. Y a Madrid siempre han venido, mucho y muchos. ¿Y dónde se quedan los que nos visitan? Humildes posadas y magníficos hoteles han visto pasar a todo tipo de huéspedes.

En este programa de Desmontando Madrid pasearemos por los lugares que convirtieron a Madrid en el lugar donde nadie es forastero. Desmontamos ‘El Madrid de las posadas y los hoteles’.

La Posada de la Villa fue el primer lugar en el que, además de alojamiento, te daban de comer

David Botello, escritor y guionista, nos explica que las primeras posadas madrileñas aparecieron cuando Madrid se convirtió en ‘villa y corte’ en tiempos de Felipe II. “Madrid se convierte en una ciudad de acogida donde viene todo tipo de público”.

Gran parte del mérito de que Madrid sea una comunidad de acogida se lo debe a la Cava Baja (que antiguamente era el foso y la muralla de la ciudad). Aquí se ubicaban el mayor número de posadas de la capital, ahora emblemáticos establecimientos como La Posada de la Villa, La Posada del León de Oro, La Posada del Dragón y La Posada de San Pedro (actual Casa Lucio).

¿Sabes de dónde viene el nombre del barrio de Lavapiés?

Las posadas de Madrid no se pueden entender sin antes hablar de un personaje como Juan Posadas. ¿Da él nombre a las posadas o es al revés?

Juan Posadas compró el edificio de la calle Postas 17 y fundó el que se ha convertido en el hotel más antiguo de España, La Posada del Peine. Esperanza González, profesora de Arquitectura de la Universidad de Alcalá, nos cuenta su historia.

Luna G. Alijarcio, historiadora, guía cultural y youtuber nos acompaña por El Retiro, lugar en el que se instalaron los franceses en 1808. “Esta zona les gustaba, desde el punto de vista militar, por su elevación”. De hecho, llegaron a construir un fuerte que ocupaba casi todo el parque.

La Guerra Civil atrajo a infinidad de periodistas y escritores, como Hemingway, que se alojaron en los hoteles madrileños. El escritor Carlos García Santa nos descubre uno que sobresalió por encima del resto: el Hotel Florida, que se encontraba en la plaza del Callao.

Fue construido por Antonio Palacios, uno de los grandes arquitectos de la capital, y se convirtió en uno de los emblemas de la modernidad.

Julia Soria Lorenzo, guía en experimenta-madrid.com, nos acompaña al Hotel Casa Suecia, otro de los lugares de Madrid donde se alojó Hemingway. “Madrid es una ciudad especial para Hemingway”.

Los dos hoteles madrileños que, en su día, fueron los más glamurosos, estaban, prácticamente, uno frente al otro. Hablamos, cómo no, del Ritz y del Palace, que nos presenta el Cronista de la Villa Pedro Montoliú.

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de Hotel Palace