Los vendedores de uniformes esperan que se reanude la vuelta al cole presencial

Son los daños colaterales de la pandemia. Las tiendas de uniformes están abarrotadas de mercancías pero los padres no están seguros aún de mandar a sus hijos a las clases presenciales.

Las tiendas hicieron los pedidos en enero o febrero antes de la crisis y ahora tienen que efectuar los pagos.

“Nos hemos gastado unos 3.000 euros para uniformes de 20 o 30 colegios del barrio y de la zona, las faldas, los polos o los jerseys” dice una vendedora.

50 % de las ventas

“Estamos a la mitad de las cifras del año pasado, esperando que vengan los clientes” dice el vendedor del comercio.

“Seguramente la gente esperará hasta el último momento para saber si empiezan o no los colegios con las clases presenciales” nos dice.

Se quedaron sin vender el género y la manga corta en mayo y aún no saben si van a poder venderlo. Desean que se retome la educación presencial y ofertan todo su catálogo on line.

Pero en el escenario de la educación telemática sería su ruina, “lo tendríamos que guardar para el año que viene. Creemos que si no lo vendemos ahora, lo venderemos más adelante” confían.

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de Vuelta al cole