Los okupas vuelven a entrar en uno de los chalets de Eurovillas

Las ocupaciones y los problemas no cesan, José Agustín es uno de los vecinos de la urbanización de Eurovillas en la localidad de Nuevo Baztán y ya no pueden más. Están hartos de la okupación. José Luis fue agredido por unos okupas de la casa contigua a la suya a finales de julio.

Les echaron y volvieron a entrar esta misma madrugada, “nada más marcharse la guardia civil se volvieron a quedar de nuevo a las dos de la mañana” asegura.

“No tienen ni 25 años, se trata de una chica y un chico. Son los mismos de ayer que van a okupar chalets. Llegaron con refuerzos para amenazar a los vecinos con gente de gimnasio” afirman.

Este miércoles por la tarde se vivían momentos de tensión entre vecinos y okupas en la zona residencial.

A la puerta de uno de los chalets okupados de Eurovillas, los vecinos que protestaban con cacerolas han tratado de impedir violentamente que entraran en la vivienda.

Con miedo y sin dormir

La Guardia Civil y la Policía Municipal se personaban, poco después en el lugar.

El pasado martes 25, nuevamente tuvieron una okupación a tan solo 600 metros de la anterior. De nuevo con violencia, los okupas amenazan constantemente a los vecinos e incluso derraparon con un coche delante de ellos de manera intimidatoria.

La vivienda frente a la que protestaban con la cacerolada pertenece a un banco, tiene alarma, pero eso no ha impedido que los okupas, que se han agredido entre ellos, entraran y la ocuparan sin ningún reparo. Una constante en el tiempo que está llevando al límite la paciencia de los vecinos de Eurovillas.

Viven con miedo y sin dormir y los okupas amenazan que si continúan con las caceroladas, van a quemarles sus coches.

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de Nuevo Baztán