El matrimonio de Arganda al que un camión destrozó su casa pide que tapen el agujero para poder dormir

Foto: TELEMADRID |Vídeo: Telemadrid

Se salvaron de puro milagro. Al matrimonio de Arganda formado por Santiago y su mujer, Pilar, no se los llevó por delante por los pelos el camión que este jueves por la tarde se empotró en su casa. Habría bastado que en vez de en un lado del salón donde estaban viendo la tele hubieran estado en el lado donde el vehículo impactó y derrumbó el muro.

Destrozos causados por el camión que se empotró en la casa de Arganda / TELEMADRID
Destrozos causados por el camión que se empotró en la casa de Arganda |TELEMADRID

Por eso, este matrimonio, todavía con el susto en el cuerpo, asegura a Buenos Días Madrid que “fue un auténtico milagro” que el camión no les arrollase a los dos. “Nos salvamos de puro milagro, si no hubiese sido un milagro, pues ya estábamos muertos, porque este muro al caer, a mí me tapa y es donde yo suelo ponerme siempre”.

Muros derrumbados y todo al aire

Por fortuna, cuando el camión se estrelló contra su vivienda al parecer porque perdió el control, Santiago y Pilar estaban en el otro lado de su salón y no sufrieron daños. Lo que sí que ha sufrido graves desperfectos ha sido su casa cuya puerta y muros de entrada en la fachada han quedado totalmente destrozados.

Tanto el interior como el exterior de la vivienda ha tenido que ser apuntalada por los bomberos en una primera acción de emergencia y ahora están pendientes de lo que les diga el seguro.

Que pongan algo para cerrar el agujero

Pero mientras han tenido que dormir con el gran agujero dejado por el camión, con todo abierto porque, claro, “como íbamos a irnos si aquí está todo lo que tenemos, si lo hubiésemos hecho cuando volvemos ya no queda nada”, dice.

Señalan que sus hijos no querían que se quedaran en la casa y que se ofrecieron a hacerlo ellos, pero Pilar señala que “a mí no me importa, no duermo y ya está”. Piden que alguien ponga “unas tablas o una pared provisional o algo para cerrar el gran agujero”.

Les dijeron que iban a mandar a una persona para vigilar la casa, pero “no ha venido nadie”, dicen.

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de Arganda del Rey