Primera noche de encierro de los peluqueros de Madrid para pedir la bajada del IVA

  • Que pase del 21% al anterior que era del 10%
Foto: TELEMADRID |Vídeo: Telemadrid

Peluquerías de Madrid se han unido a la 'rebelión de las tijeras rotas', como ya se conoce a los encierros que también en otras ciudades de España, como Valladolid, Albacete o Cádiz, está realizando el sector de la peluquería ante la negativa del Gobierno a bajar el IVA en los negocios del imagen personal en los Presupuestos Generales del Estado. Solicitan que se vuelva al IVA anterior del 10%.

Consideran que se trata de un boicot a un sector de micropymes y autónomos que lleva casi 10 años sufriendo un IVA injusto, y que ha sido golpeado especialmente por las trágicas consecuencias de la pandemia de la Covid, a lo que hay que sumar la subida del precio de la luz en los últimos meses.

Los peluqueros se encierran para exigir una reducción del IVA en el sector
Los peluqueros se encierran para exigir una reducción del IVA en el sector
Los peluqueros se encierran para exigir una reducción del IVA en el sector

Los peluqueros se encierran para exigir una reducción del IVA en el sector

En ‘Buenos Días, Madrid’ hemos estado en la peluquería de Noelia donde hemos hablado con José Luís Azañón, portavoz de la Alianza por la bajada del IVA en el sector de la Imagen Personal que ha destacado que “no volver al anterior IVA del 10% supone agravar la situación ya crítica del sector con el 35% de los negocios cerrados como consecuencia de la pandemia. El 70% de los que están abiertos están en riesgo de cierre inminente en los próximos meses. Además hay que recordar que es un sector que da trabajo a los tres colectivos profesionales más desfavorecidos: las mujeres, la gente joven y los autónomos”.

Noelia nos ha explicado su situación personal. Tiene que pagar la hipoteca de 1.400 euros por el local en el que ubica el salón, a lo que hay que sumar el recibo de la luz, el del gas, el sueldo de un empleado, “antes eramos dos y en el 2016 me quedé con un empleado y además mi marido está en un ERTE y de mis dos hijos el mayor está en paro”.

Otoño caliente para el Gobierno por la confluencia de conflictos sectoriales
Otoño caliente para el Gobierno por la confluencia de conflictos sectoriales
Otoño caliente para el Gobierno por la confluencia de conflictos sectoriales

Otoño caliente para el Gobierno por la confluencia de conflictos sectoriales

Unas circunstancias parecidas vive la propietaria de otra peluquería, Cristina. “No me puedo permitir cerrar mi negocio. Somos 4 empleados y yo. Pago alquiler, pago autónomos, mi pareja está en paro desde hace año y medio y me da el salón para cubrir gastos es incluso a veces no llego a fin de mes”.

En sus peluquerías han colocado sogas con el nudo de la horca para exteriorizar la asfixia económica que sufren. “Estamos desamparados, ahorcados y desprotegidos ante esta situación”, aseguran.

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de IVA