Paloma Martín: “La nueva Ley de Vivienda genera miedo a las familias y ahuyenta a los inversores”

  • “La Comunidad no va a iniciar el trámite de zona tensionada porque no queremos que los propietarios vean intervenidos los precios”
  • “No entendemos bien cómo esta izquierda radical que nos gobierna contribuye con sus acciones a fomentar que la okupación campe a sus anchas”
Foto: TELEMADRID |Vídeo: Telemadrid

Paloma Martín, consejera de Medio Ambiente, Vivienda y Agricultura de la Comunidad de Madrid ha manifestado en una entrevista en Buenos Días Madrid de Telemadrid respecto a la nueva Ley de Vivienda que “es una mala noticia que demuestra hasta donde está dispuesta a llegar esta izquierda. Con esta nueva Ley de Vivienda los precios quedarán intervenidos. Esto tiene efectos muy claros, primero genera miedo entre los pequeños propietarios y también en los inversores, ahuyenta la inversión”.

Martín asegura que “haremos aquello que estemos obligados por la norma, cuestión diferente es si depende de las comunidades el iniciar el trámite para declarar una zona como tensionada. En ese caso, la Comunidad no va a iniciar este trámite porque no queremos que los propietarios vean intervenidos los precios”.

La nueva ley de vivienda no gusta al mercado inmobiliario
La nueva ley de vivienda no gusta al mercado inmobiliario
La nueva ley de vivienda no gusta al mercado inmobiliario

La nueva ley de vivienda no gusta al mercado inmobiliario

El Gobierno regional esperará a conocer el texto definitivo de esta ley y los aspectos que incluye en la limitación de los precios del alquiler en esas zonas tensionadas ‘zonas tensionadas’ ya que no descarta en ese caso llevar la ley al Tribunal Constitucional.

Miedo entre los propietarios e inversores

Paloma Martín explica que “a día de hoy los precios de alquiler son libres conforme al mercado, con esta nueva Ley de Vivienda los precios quedarán intervenidos. Esto tiene efectos muy claros, primero genera miedo entre los propietarios. Hay que pensar que el 90% de viviendas en alquiler está en manos de pequeños propietarios ahorradores que han decidido comprar un piso para invertir. Por tanto, genera miedo en las familias y también en los inversores, ahuyenta la inversión. Allí donde se han aplicado estos modelos han fracasado, han reducido la oferta de vivienda y no han conseguido el efecto pretendido”.

Intervencionista y contra la propiedad privada

Sobre permitir que los ayuntamientos cobren el 150% del IBI a las viviendas vacías, señala la consejera que “es una propuesta profundamente intervencionista y atenta contra la propiedad privada, cada uno con el ahorro de su vida puede y debe invertirlo. Hay viviendas cerradas, pero por distintos motivos, en muchas ocasiones porque necesitan unos esfuerzos de rehabilitación, otras veces por el propio ejercicio libre del propietario que quiere reservarlo para, por ejemplo, sus hijos. El objetivo es contribuir a que haya más oferta”.

Señala Martín que “lo que de verdad regula el mercado es la diferencia entre la oferta y la demanda. En la Comunidad de Madrid estamos poniendo suelo público en el mercado precisamente para contribuir a contener los precios y estamos aplicando una política de impuestos bajos donde los impuestos de sucesiones y donaciones están bonificados. Eso significa que por una vivienda de un valor de 200.000 euros si la heredas en la Comunidad pagas 300 euros y en otra comunidad pagas 30.000. Hay más política de vivienda en lo que tiene que ver con el impuesto del Patrimonio y desgravaciones en el IRPF que no solo se aplican a los inquilinos sino a los jóvenes”.

Más viviendas sociales en Madrid

“La política de vivienda tiene que ser una política que genere seguridad jurídica, que dé certidumbre, que no intervenga el mercado y apoyada en una política de vivienda social fuerte como tiene la Comunidad de Madrid. En nuestra región en 2020 se ha levantado el 60% por ciento de toda la vivienda social de España. De cada 6 viviendas sociales en España una de ellas está en la Comunidad. Se puede hacer una política de vivienda social fuerte y al mismo tiempo dejar a las familias y a los propietarios que tomen las decisiones que estimen más adecuadas. Intervenir el mercado no es la solución”, señala Martín.

Bonos por votos

Sobre el bono que dice el Gobierno que va a dar a los jóvenes la consejera dice que “uno no se va a dejar engañar, ya existen ayudas a los jóvenes para el alquiler. Aquí se da la circunstancia de que lo hace el Gobierno cuando ven que han perdido el voto joven y da la sensación de que quieren cambiar bonos por votos, un día anunciaron este bono y al siguiente el bono cultural. Basta ya, porque la gente lo que quiere son oportunidades para trabajar, no queremos una sociedad empobrecida que reciba bonos y ayudas”.

Propietarios tranquilos

Señala Martín que la Comunidad de Madrid siempre respeta la ley “y haremos aquello que estemos obligados por la norma, cuestión diferente es si depende de las comunidades el iniciar el trámite para declarar una zona como tensionada. En ese caso, la Comunidad no va a iniciar este trámite porque no queremos que los propietarios vean intervenidos los precios”.

La izquierda fomenta la okupación

Sobre la casa de uso social que han invadido unos okupas en Rivas Vaciamadrid, Martín señala que el piso es del Ayuntamiento de Rivas “y procederá en consecuencia”. “La realidad es que la ocupación es un lastre para el resto de inquilinos, para los propietarios y para la sociedad, porque hay cauces adecuados, viviendas sociales para atender necesidades especiales, y uno no se puede tomar la justicia por su mano tirar la puerta y okupar una vivienda”.

“Nosotros defendemos una convivencia en paz y la propiedad privada porque esos pisos tienen dueño, en este caso el Ayuntamiento que lo tiene cedido para un fin social, y es doblemente penoso”.

Cree Martín que esto “es una inseguridad tremenda y se está generando un mercado de la okupación inaudito, defendemos la propiedad privada, defendemos una convivencia pacífica entre los vecinos y vamos a luchar con todas nuestras armas, aunque es verdad que la ley limita la capacidad de actuación frente a la okupación. También sabemos que el Gobierno de Sánchez ha utilizado la pandemia y el estado de alarma para evitar que estas personas pudieran ser desalojadas de las viviendas que han okupado y lo que no entendemos bien es cómo esta izquierda radical que nos gobierna contribuye con sus acciones a fomentar que la okupación campe a sus anchas”.

Luz y Presupuestos

España tiene una dependencia energética del 74%. Se puede rebajar el recibo de la luz que es lo que más preocupa a las familias, sacando del recibo de la luz todo aquello que no es consumo de luz, todo lo que son impuestos que se arrastran de antes”.

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de Paloma Martín