Cortada la conexión de tren entre Cantabria y Madrid por un desprendimiento de tierra

Cortada la conexión de tren entre Cantabria y Madrid por un desprendimiento de tierra
Cortada la conexión de tren entre Cantabria y Madrid por un desprendimiento de tierra

Un desprendimiento de tierra que se ha producido a la altura de la localidad cántabra de Las Caldas del Besaya, por las intensas lluvias caídas en la región, ha provocado el corte de la línea de ferrocarril que une Santander con Madrid desde las 6.40 horas.

Según informa la Delegación del Gobierno en Cantabria, un tren Alvia que circulaba desde Santander a Madrid, aunque estaba fuera de servicio, ha impactado contra ese desprendimiento, denominado "argayo" en Cantabria, en el punto kilómetros 470 de esta vía ferroviaria.

El convoy no ha descarrilado, a pesar de la colisión, y no se ha producido ningún herido. La línea ha quedado "inutilizada totalmente" y se trabaja ahora en remolcar el tren.

Cantabria vive "una auténtica catástrofe"

El Gobierno cántabro ha declarado el nivel uno del plan especial ante el riesgo de inundaciones, que están provocando "un panorama como quizá no se ha conocido nunca en Cantabria, una auténtica catástrofe", ha dicho en una de las zonas afectadas el presidente regional, Miguel Ángel Revilla.

Las lluvias torrenciales que han anegado numerosas localidades como Casar de Periedo (Cabezón de la Sal), han obligado a evacuar a algunos vecinos en lanchas por los servicios de emergencias, según Revilla.

"Tenemos muchísima gente en sus casas, con mucha angustia para sacarlas", ha reconocido el jefe del Ejecutivo cántabro, aunque señala que no hay "peligro inminente" para esos vecinos porque las viviendas son de dos alturas, que dan más seguridad a esas personas.