Más de 40 expedientes abiertos por construcciones ilegales en Morata

  • Se han impuesto sanciones por valor de 70.000 euros en la Vega del Tajuña
  • Piden adherirse al Pacto por la Cañada Real
Construcciones en terreno no urbanizable, en Morata de Tajuña
Construcciones en terreno no urbanizable, en Morata de Tajuña |AYTO MORATA DE TAJUÑA

No permitir el asentamiento de más población en la Vega del Tajuña. Con este objetivo, el Ayuntamiento de Morata de Tajuña ha abierto 41 expedientes en lo que va de legislatura por infracción y sanción urbanística a los propietarios que están levantando inmuebles en los terrenos rústicos de este paraje.

"El Ayuntamiento no va a tolerar que sigan llegando personas a vivir en un suelo no urbanizable completamente protegido”

Procedimientos que por primera vez en la historia del municipio están sirviendo para recaudar hasta 70.000 euros. “Ningún Ayuntamiento había emprendido hasta ahora esta cruzada contra las construcciones en la Vega”, ha explicado el alcalde, Ángel Sánchez, para quien estos 41 procedimientos son el mejor ejemplo de que el Consistorio “no va a tolerar que sigan llegando personas a vivir en un suelo no urbanizable completamente protegido”.

"Queremos conseguir que se derriben las construcciones y se restablezca el estado del terreno”

Una iniciativa emprendida por la concejalía de Medio Ambiente y Obras que ya en el año 2020 impuso sanciones por más de 20.000 euros, y que sólo en lo que llevamos de año suma otros 48.783 euros.

“Las multas son disuasorias para que quienes tienen intención de construir lo hagan, pero hemos ido más allá y, siguiendo lo que marca la Ley, queremos conseguir, aunque suponga un largo y tedioso proceso burocrático, que se derriben las construcciones y se restablezca el estado del terreno”, ha comentado el primer teniendo de alcalde, Lorenzo Mora.

Cañada Real Galiana

Detrás del objetivo del Equipo de Gobierno de no permitir más asentamientos ilegales en la Vega del Tajuña está también la inseguridad que, desde hace algunos años, se vive en la zona tras inicio del desmantelamiento de la Cañada Real Galiana.

Por ello, el regidor morateño ha enviado una carta a la delegada del Gobierno en Madrid, Mercedes González, en la que le pide la adhesión de Morata al Pacto y una reunión para tratar la situación a la que tacha de “grave”.

“Estamos sufriendo las consecuencias de los trabajos que se están llevando a cabo en los distintos órganos colegiados creados al albur del Pacto, sin participar y por tanto sin exponer nuestras posiciones y, sobre todo, sin poder alertar de las consecuencias que en nuestros municipios se producen por el desarrollo de los mismos”, explica el edil en su misiva, recordando que no es sólo un problema urbanístico, ni medio ambiental, sino también de seguridad.