La jueza del 'crimen de Chapinería' cita a la hija de la víctima que denunció su desaparición

  • Su hermana, en libertad con cargos, está acusada de participar en el asesinato de María Luisa, de 70 años, junto con su pareja
La jueza del 'crimen de Chapinería' cita a la hija de la víctima que denunció su desaparición
Investigación del crimen de Chapinería |TELEMADRID

La jueza que investiga el crimen, el pasado mes de julio, de una vecina de Chapinería de 70 años supuestamente asesinada por su yerno con ayuda de su hija tomará declaración el próximo martes a la hija de la fallecida que denunció la desaparición, para avanzar en un caso cuyo secreto se acaba de prorrogar.

Fuentes jurídicas han explicado a Efe que la magistrada del Juzgado de Instrucción número 1 de Navalcarnero avanza en la investigación del crimen, descubierto el 5 de agosto cuando un vecino del pueblo encontró el cadáver de María Luisa en una zona de campo a las afueras de la localidad.

Un día después la Guardia Civil detuvo a una hija de la fallecida, África, y a su novio, Emilio R.M., conocido como El Loco, por su presunta participación en el asesinato y descuartizamiento de la mujer, ya que su cuerpo fue repartido en varios lugares. Ambos entraron en prisión.

Las fuentes precisan que el hombre se confesó autor de la muerte y por eso la mujer ha quedado luego en libertad con cargos, a pesar de que los investigadores de la Guardia Civil creen, por las pesquisas practicadas hasta ahora, que África participó de alguna manera en el asesinato, descuartizamiento y ocultación del cuerpo.

Consideran que el crimen tuvo un móvil económico, ya que la fallecida tenía varias propiedades, aunque todo esto tendrá que ser dilucidado en la instrucción judicial.

La jueza pide que declare la otra hija de la víctima

La otra hija de María Luisa, llamada Marisa, fue la que denunció la desaparición de su madre, al sospechar que tenía que haberle pasado algo, y está personada en la causa como acusación particular. Ahora la jueza la llama a declarar.

En las últimas semanas la magistrada ha resuelto sobre varias peticiones del letrado de Marisa: se ha negado a solicitar la vuelta a prisión de África -al haber sido decretada su libertad por la instancia superior que es la Audiencia, y ha aceptado bloquear las cuentas de la fallecida y que África entregue las llaves de las viviendas de su madre en el juzgado.

África se ha ubicado últimamente en una de las casas de María Luisa, aunque no en la que se perpetró el crimen.

La jueza ha denegado la pretensión de la defensa de África de ser acusación particular en el proceso, en la que se argumentaba que la ahora investigada es en realidad víctima de amenazas y de un quebrantamiento constante de las medidas cautelares que tenía impuestas su pareja.

También ha preguntado la jueza a las partes sobre la posibilidad de que el caso se juzgue con jurado popular, detallan las fuentes.

El abogado Juan Gonzalo Ospina, de Ospina Abogados, que representa a Marisa en la causa, ha denegado hacer declaraciones sobre el proceso y la próxima declaración de su clienta por respeto al secreto del sumario.