La autopsia del vecino de Velilla que murió de una paliza mortal descarta homicidio imprudente

La Guardia Civil detuvo al autor del crimen de Velilla de San Antonio
La Guardia Civil detuvo al autor del crimen de Velilla de San Antonio |TELEMADRID

La autopsia del vecino de Velilla de San Antonio que falleció el pasado noviembre como consecuencia de los golpes recibidos durante una paliza mortal determina la etiología del crimen como "muerte violenta de tipo homicida", descartando que se tratara de un imprudencia o algo accidental, tal y como sostiene la defensa del único investigados por los hechos.

Una juez de Coslada, la de Primera Instancia e Instrucción número 1 de este partido judicial, investiga lo ocurrido la tarde del 13 de noviembre cuando Iván V., de 39 años, recibió un ataque brutal y mortal por parte presuntamente de Alberto C., quien cumple prisión preventiva desde entones. En su declaración, el joven se limitó a acreditar su arraigo en Velilla para eludir el ingreso en prisión.

Muerte violenta de tipo homicida

El informe de autopsia, al que ha tenido acceso Europa Press, concluye que la etiología de la muerte es "violenta de tipo homicida" como consecuencia de "una hemorragia cerebral aguda" derivada de los fuertes golpes que recibió, sobre todo en la cabeza ante la presencia de multitud de hematomas.

El abogado José Luis Vegas, que representa a la acusación particular en nombre de la familia de la víctima, ha señalado a Europa Press que las conclusiones del informe dejan claro que se trató de una muerte violenta, por lo que se descarta que fuera imprudente o accidental en la línea que defiende la defensa.

El pasado diciembre, ocho de los menores que presenciaron la paliza mortal identificaron ante el juez a Alberto C. como el autor de la agresión, manifestando uno de ellos que una vez que estaba ya en el suelo le propinó "una patada en la cabeza".

De una patada en la cabeza

Los hechos se produjeron a las 20.30 horas de ese día poco después de que Iván V. realizara pintadas en el portal donde tiene las oficinas el exmarido de su pareja y donde reside precisamente su agresor.

"Me vais a pegar entre todos", les espetó la víctima a los chavales después de recibir dos patadas. "En ese momento llega el mayor de edad, Alberto y le pregunta si es el de las pintadas en su portal. Se quita la chaqueta y amenaza a Iván, la novia le dice que no haga nada. Alberto le da una patada fuerte, cae en la parte de atrás del vehículo, le agarra por el cuello y le da dos puñetazos en la cabeza", narró uno de los menores.

Según se relató, la pelea "fue muy rápida" porque duró alrededor de un minuto. Iván se queda en el suelo inconsciente entre dos coches y Alberto se va. Ante la Guardia Civil, identificó a Alberto como el autor de los puñetazos.

Otro de los testigos presenciales manifestó ante el juez que una vez que Iván estaba en el suelo, Alberto C. Siguió golpeándole y le dio incluso "una patada en la cabeza". "Alberto se queda en shock y se lo lleva la novia. Dan una vuelta grande y aparecen por el lateral de la casa, metiéndose en un bar que hay enfrente", explicó.