Vecinos y ecologistas rechazan el inicio de las obras en la Operación Chamartín

  • Advierten de que el proyecto podría anularse si prospera alguno de los recursos judiciales presentados
  • Según estos colectivos, se desaprovecha la oportunidad de "reequilibrar" y "renaturalizar" el norte de Madrid
Ilustración de la operación Madrid Nuevo Norte
Ilustración de la operación Madrid Nuevo Norte |Telemadrid.es

Ecologistas en Acción Madrid, Plataforma Zona Norte (PZN) y Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de Madrid (FRAVM) recuerdan que el proyecto Madrid Nuevo Norte cuenta con varios recursos contencioso administrativos interpuestos ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, tanto por particulares como por diversos colectivos. Creen, por ello, que "en algún momento podría ser anulado por sentencia judicial".

La oposición a Madrid Nuevo Norte de estos colectivos y asociaciones radica, entre otras razones, en "la concesión de un suelo mayoritariamente público al operador privado Distrito Castellana Norte (DCN)" formado por la socimi Merlin Properties, la constructora San José y el BBVA.

Las obras de Madrid Nuevo Norte comenzarán a primeros de 2021 con el Gran Parque Central
Las obras de Madrid Nuevo Norte comenzarán a primeros de 2021 con el Gran Parque Central
Las obras de Madrid Nuevo Norte comenzarán a primeros de 2021 con el Gran Parque Central

Las obras de Madrid Nuevo Norte comenzarán a primeros de 2021 con el Gran Parque Central

Ni reequilibrio ni renaturalización

Según los grupos que se oponen "se ha impuesto unas exigencias en términos de edificabilidad abrumadora y de usos y actividades solo definidos por su rentabilidad y no por su necesidad social".

"La ordenación aprobada -argumentan- carece de ninguna previsión de oferta habitacional para población en situación de pobreza".

Además, en su opinión, se desaprovecha la oportunidad de "reequilibrar" y "renaturalizar" el norte de Madrid. "Las zonas verdes públicas a las que obliga la ley a toda actuación urbanística, se concentran en este caso en una enorme losa de hormigón de 17 hectáreas, sobre el haz de vías de la Estación de Chamartín", afirman.

"Disparate inviable"

En opinión de las asociaciones, colectivos y plataformas que se oponen a la anteriormente llamada 'Operación Chamartín', el proyecto Madrid Nuevo Norte "en 2017 ya era un disparate inviable desde el punto de vista del mercado inmobiliario y tras la pandemia es aún más evidente", en referencia a la caída de la demanda de oficinas en la capital entre otros factores.

Tampoco están de acuerdo con Adif en que "esta operación se justifica por las necesidades de inversión en la nueva estación de Chamartín". Esta fue la razón del inicio de este desarrollo hace tres décadas: la remodelación de la estación de Chamartín y la solución al nudo de carreteras del norte de la ciudad.

De los 625.000 m2 iniciales se ha pasado a una operación inmobiliaria de más de un millón de metros cuadrados que inicialmente se concibió como "desarrollo urbanístico del recinto ferroviario de Chamartín".