San Fernando reivindica una solución a las viviendas afectadas por Metro

Grieta en una de las viviendas provocadas por la Línea 7B de Metro en San Fernando
Grieta en una de las viviendas provocadas por la Línea 7B de Metro en San Fernando |AYUNTAMIENTO DE SAN

Más de doscientas personas se han manifestado durante la tarde de este miércoles en San Fernando de Henares para exigir a la Comunidad de Madrid una solución a los daños generados por la construcción de la línea 7B desde su inauguración, en mayo de 2007, en viviendas de la localidad.

Tras una pancarta con el lema “Metro hace aguas, nuestras casas se hunden, ¡Ayuso soluciones ya!”, y al grito de “soluciones para las viviendas”, los manifestantes han recorrido las calles de San Fernando entre la avenida de Somorrostro y la calle de La Presa, donde se encuentran las viviendas más afectadas por las filtraciones de agua provocadas por el metro, varias de ellas desalojadas.

Con esta convocatoria, la Plataforma de Afectados por las Obras del Metro de San Fernando ha exigido a la Comunidad de Madrid soluciones a los daños que desde pocos meses después de la inauguración de la línea 7B de Metro comenzaron a aparecer en viviendas de la localidad.

La Comunidad de Madrid comenzó el pasado mes de diciembre los trabajos para la subsanación de los daños en las viviendas afectadas, que según la planificación del Gobierno regional debería haber comenzado en el mes de febrero con la reparación de los daños en los inmuebles afectados.

“Tenían que haber empezado en el mes de febrero a actuar dentro de las viviendas y todavía no han entrado en el proceso de reparación de ninguna”, asegura Eloy Rodríguez, portavoz de la plataforma.

Tanto vecinos como Ayuntamiento denuncian que el proceso de deterioro de las viviendas se ha agravado desde el inicio de las obras por parte de la Comunidad de Madrid.

El Ayuntamiento de San Fernando constató a finales del mes de mayo que los trabajos que en la actualidad realiza la Comunidad de Madrid en el pozo de ventilación de la línea 7B, cerca de la calle de La Presa, han generado nuevas afecciones y el agravamiento de los daños ya existentes.