Madrid suspende el programa de aparcamientos disuasorios hasta evaluar su eficacia

  • Tras las movilizaciones vecinales, Almeida reconoce que pueden generar “problemas a los vecinos” en determinados lugares
  • Vecinos de Hortaleza, Tres Olivos, Latina y Retiro se han movilizado en contra de su construcción 
Carteles contra el aparcamiento de Mar de Cristal
Carteles contra el aparcamiento de Mar de Cristal |P.O.

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha explicado que el Ayuntamiento ha decido suspender el programa de estacionamiento disuasorio que inició el propio consistorio para evaluar su eficacia y hasta ver cuál es la utilización que se hace de los tres aparcamientos ya abiertos, porque en determinados lugares pueden generar “problemas a los vecinos”, según ha dicho el propio alcalde en declaraciones a los medios.

Vecinos de Hortaleza, Tres Olivos, Latina y Retiro se han movilizado recientemente en contra de su construcción.

Para Martínez-Almeida, la prioridad del Gobierno local es garantizar “la calidad de vida en la ciudadanía de Madrid” y por ello han decidido “suspender temporalmente” este programa de construcción de aparcamientos para evaluar los efectos que se producen en relación a la utilización de los mismos y el aumento de movilidad porque, en estos momentos, no se están cumpliendo las previsiones que se hicieron en la legislatura anterior que justificaban la ejecución de este programa.

Varias agrupaciones de vecinos de Madrid solicitaron el pasado 9 de julio la intervención del Parlamento Europeo para que el Ayuntamiento de Madrid paralice la construcción de ocho grandes aparcamientos disuasorios, que -dicen- trasvasarán parte del tráfico y su contaminación "del centro a barrios de la periferia".

Por el momento, el Consistorio madrileño ha considerado que es “procedente, razonable y de sentido común” suspender temporalmente el programa para evaluar los efectos, las consecuencias y garantizar a los vecinos que la ejecución de los estacionamientos disuasorios no les va a generar “molestias ni inquietudes”, según ha añadido el alcalde de la capital.

En paralelo, Martínez-Almeida ha anunciado que están “avanzando en otras vías” y la semana que viene van a firmar un acuerdo con el centro comercial Isla Azul para la reserva de plazas de aparcamiento que tengan el carácter disuasorio, donde se pueda conectar con diversos modos de transporte público para suplir así los aparcamientos que no se ejecutan.