Fiestas de San Cayetano, San Lorenzo y la Paloma: unos las reciben con alegría; otros no tanto

  • El 6 de agosto comienzan las fiestas de San Cayetano, San Lorenzo y la Paloma, con restricciones
Fiestas de San Cayetano, San Lorenzo y la Paloma: unos las reciben con alegría; otros no tanto
Fiestas Madrid |EFE

En el 2020 la covid dejó a Madrid sin sus fiestas más castizas, las de San Cayetano, San Lorenzo y La Paloma. Este año la pandemia continúa, pero habrá celebraciones. Eso sí, con restricciones.

Habrá pregón, habrá actuaciones musicales, pero los bares no podrán sacar barras al exterior ni se podrá beber en la calle, ni habrá procesiones. Todo el mundo deberá ir con mascarilla. Las actividades se llevarán a cabo en escenarios abiertos y con aforo limitado. Serán unas fiestas marcadas por el protocolo anticovid y la normativa sanitaria para evitar contagios.

No serán unas fiestas como las de antes, las de toda la vida, las de un tiempo en que no había pandemia y que a veces parece ya lejano. Para algunos, los vecinos, que haya fiestas es todo un avance; a otros, los hosteleros, les parece muy poco.

Ya lo dijo el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida: "No son las fiestas de San Cayetano, San Lorenzo y La Paloma que recordamos todos los madrileños, no son esas fiestas que nos hubiera gustado tener, esas fiestas prepandemia que animaban durante diez días todo el distrito de Centro".

“Es un pequeño avance”

Ambiente de verbena / TELEMADRID
Ambiente de verbena en el año 2019 |TELEMADRID

Las asociaciones de vecinos han colaborado con el Ayuntamiento en la preparación de las actividades y ven muy positiva la celebración de este año: "Es una avanzadilla para las del año que viene", afirma Manolo Osuna, presidente de la Asociación de Vecinos La Corrala. Y añade: "Nosotros pensamos que es un pequeño avance, se intenta empezar a retomar poco a poco la fiestas de toda la vida que teníamos en el barrio".

"Vamos a ir avanzando poco a poco", afirma Osuna, "porque no podemos hacer las fiestas como se hacía todos los años con esa cantidad de gente pero, dentro de lo malo, veo positivo que se empiecen a organizar cosas poco a poco".

"En realidad no son fiestas"

Barra de bar / TELEMADRID
Este año no habrá barras de bar en la calle |TELEMADRID

Los hosteleros ven las celebraciones de manera muy diferente. "En realidad no son fiestas", afirma Gerardo García, portavoz de la Asociación de Hosteleros La Paloma: "El hecho de que en Las Vistillas haya un evento no significa que haya fiestas, en realidad las fiestas están suspendidas".

"No se puede hacer nada, ni sacar barras a la calle, ni hay feriantes, ni hay procesión, es un día festivo pero no hay fiestas", dice Gerardo García, que señala que el centro es una de las zonas más afectadas por la pandemia "ha cerrado por vacaciones mucha gente que antes no cerraba".

Los hosteleros piden al Ayuntamiento que les permita instalar terrazas

García pide al Ayuntamiento que les permita instalar terrazas "en las zonas de aparcamiento, en la acera o donde se pueda", "hubiera sido una solución", afirma, "que nos hubiera dejado hacerlo aunque fuese puntualmente estos días, se podían haber buscado soluciones como abrirlas por la mañana en el caso de que a los vecinos les molestase, además ahora hay menos coches porque mucha gente se ha ido de vacaciones y hay más espacio".

“Se han organizado como se ha podido”

Fiestas de San Lorenzo / TELEMADRID
Fiestas de San Lorenzo, 2019 |TELEMADRID

Pepe Carmona nació en la Puerta de Toledo y es vecino del barrio de toda la vida. Entró en la Congregación de la Santísima Virgen de La Paloma con apenas 15 años y ha pertenecido a ella durante cuarenta, diez de ellos como vicepresidente, hasta que lo dejó para atender a su mujer enferma: “Me bautizaron en La Paloma, me he casado dos veces en La Paloma, mis hijos y mis nietos también están bautizados en la Paloma”.

A Pepe le parece muy bien que las fiestas se celebren y que lo hagan con restricciones y comenta que “se han organizado como se ha podido, hay que mirar primero por la salud de todo el mundo y cumplir con la normativa”. “La Congregación lo organiza de la mejor manera posible”, afirma “no creo que nadie pueda superarlo”.

“Nos da alegría celebrar las fiestas”

Los bomberos bajan la imagen de la Virgen de la Paloma / EFE
Los bomberos bajan la imagen de la Virgen de la Paloma, 2019 |EFE

María Enciso es la Presidenta de la Congregación de La Paloma y su valoración sobre las fiestas es positiva: “nos da alegría celebrar las fiestas, estamos contentos de poder celebrarlas”.

Para María lo más importante no son la fiestas en la calle sino las celebraciones en el interior de la Iglesia: “nosotros vamos a hacer prácticamente lo mismo que el año pasado, con las limitaciones pertinentes, las condiciones son las mismas que el año pasado”.

Las restricciones dentro de la Iglesia de La Paloma serán la mismas que el año pasado

No habrá procesión, pero habrá misa solemne: “las condiciones son las mismas que el año pasado, la misa mayor será a puerta cerrada, con invitación”. Las invitaciones ya están cursadas a cofradías, anderos, asociaciones, etc.: "se han enviado a representantes de todos los grupos”.

La misa será a las 13:00 del día 15 de agosto y, como manda la tradición, los bomberos ‘bajarán’ la imagen de su patrona, tras la eucaristía. María quiere “invitar a todos los madrileños en la medida de lo posible y con orden”.

Todo el que quiera puede acercarse a ver a la Virgen, la iglesia estará abierta desde las 3 hasta las 6, pero se controlará el aforo en la entrada y habrá que utilizar mascarilla.