El Ayuntamiento de Madrid reclama al Gobierno los fondos completos para ampliar Barajas

  •  La logística celebra que se amplíe Barajas mientras Ecologistas en Acción lo "lamenta"

El pleno del Ayuntamiento de Madrid reclamará al Gobierno central que apruebe “cuanto antes” la inversión completa de 1.600 millones de euros prevista para ampliar el aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas, una iniciativa incluida en el Documento de Ordenación y Regulación Aeroportuaria (DORA II) para el periodo 2022-2026.

La propuesta, impulsada por el PP, ha salido adelante esta martes en el pleno de Cibeles con los votos a favor de PP, PSOE y Cs, mientras que el Grupo Mixto y Vox se han abstenido, y Más Madrid ha votado en contra.

Durante la defensa de la propuesta el PP ha aludido a que hoy el Consejo de Ministros haya aprobado el plan quinquenal de Aena, el DORA II, incluyendo por el momento una primera inversión de 179 millones de euros para la ampliación de Barajas, mientras que el resto de la inversión llegaría en 2026.

El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana prevé en los próximos años una reforma integral que incluye la fusión de la terminales 1, 2 y 3, la ampliación de la T4 y la creación de una ciudad logística que aprovechará los terrenos sin uso de las cercanías del aeropuerto, con un presupuesto de 1.600 millones de euros.

Desde el PP han insistido en “exigir” que llegue ya el total de los casi 1.700 millones de euros, porque “no se fían” del Gobierno central, que “todavía tiene que pagar las ayudas de la borrasca Filomena”, registrada el pasado mes de enero.

El Grupo Mixto se ha abstenido, porque defienden que el proyecto puede ser bueno para Madrid pero la propuesta planteada por el PP “no aporta nada”, algo en lo que ha coincidido Vox, que se ha abstenido porque “es un proyecto muy complejo” y lo que pide el PP “es poco riguroso”.

Ha votado a favor el PSOE, que argumenta que “es necesario aumentar las instalaciones y potenciar la capacidad” de la capital, según ha indicado su concejal Álvaro Vidal, quien ha defendido que la ampliación prevista es una “clara apuesta por el desarrollo sostenible”.

También lo ha hecho Ciudadanos, que ha apuntado que la ampliación del aeropuerto madrileño “es una cuestión de justicia para la ciudad” y una “oportunidad” económica y social “para superar la crisis de la covid-19”.

El único partido que ha votado en contra ha sido Más Madrid, al considerar que no se garantizan los criterios de sostenibilidad medioambiental y que hay una “enorme franja” de terreno que queda “abandonada” del proyecto, entre el aeropuerto y el distrito de Barajas.

La Organización Empresarial de Logística y Transporte (UNO) ha considerado muy positiva la inversión de 1.600 millones de euros para la ampliación del aeropuerto Adolfo Suárez-Madrid Barajas, que lo convertirá en un "'hub' logístico mundial".

La patronal sostiene en una nota de prensa que el proyecto es "una estupenda noticia que permitirá avanzar hacia el desarrollo de este aeropuerto como nudo logístico", el cual conectará "los grandes 'market place' de Asia con Europa, Estados Unidos y Latinoamérica, pasando por Madrid".

Según el presidente de UNO Logística, Francisco Aranda, el plan de inversión del gestor aeroportuario Aena hará que Barajas pase de ser "un conjunto de terminales y pistas de despegue y aterrizaje, a convertirse en una auténtica ciudad aeroportuaria que genere importantes cifras de negocio indirectas e inducidas".

En este sentido, se ha referido al "importante" papel del aeropuerto como "gran motor económico de la Comunidad de Madrid, pues representa el 12 % del producto interior bruto (PIB) del territorio y emplea a cerca de 200.000 trabajadores".

Por el contrario, la asociación de Ecologista en Acción "lamenta" la aprobación del Documento de Regulación Aeroportuaria 2022-2026 (DORA II), que contempla la ampliación de diferentes aeropuertos, entre ellos el de Adolfo Suárez Madrid-Barajas.

Para la organización ecologista, esta intervención "no tiene ninguna justificación desde los puntos de vista técnico, social, presupuestario o ambiental" ni responde "a una demanda social de mejora de la movilidad, sino más bien a los intereses del accionariado privado de Aena".

Ecologistas en Acción desde hace semanas considera que la ampliación de capacidad de los aeropuertos "producirá importantes impactos como el aumento de las emisiones de gases de efecto invernadero, la contaminación atmosférica y el ruido, y la destrucción de espacios de alto valor ecológico".