Las lavanderías, una opción de ahorro ante la nueva factura de la luz

  • El coste de lavar la ropa oscila entre los 3 y 6 euros en función de la cantidad y del establecimiento.
  • Al ahorro económico hay que sumar el enérgetico en consumo de agua y la eliminación de los costes de mantenimiento de la máquina.
Las lavanderías, una opción de ahorro ante la nueva factura de la luz
Máquinas de una lavandería autoservicio |TELEMADRID

Hasta hace poco tiempo la imagen de las lavanderías autoservicio era casi exclusiva de las películas ambientadas en Nueva York, en las que la gente hacía fila e incluso encontraba, en este tipo de locales, el amor de su vida, mientras veía como su ropa daba vueltas.

De hecho la primera lavandería se inauguró en 1934 en Fort Worth, Texas, aunque no fue hasta los años 50 cuando se produjo su despegue conforme al aumento de la población en los núcleos urbanos, de personas venidas de las zonas rurales de EEUU.

Unido a ese espíritu norteamericano, en la década de los 80, fueron el escenario de anuncios de televisión en los que para publicitar una determinada marca, algunos modelos no dudaban en quitarse casi toda la ropa junto a una gran lavadora.

El auge de las lavanderías

En los últimos años, en las calles de Madrid y en muchos de sus municipios se han comenzado a abrir lavanderías, una parte de ellas bajo el formato de franquicia, en las que por un precio no demasiado caro podemos hacer la colada.

Dioni Mengual es responsable de 'Ce Colada Exprés', una cadena de lavanderías autoservicio, que dispone de 300 establecimientos distribuidos por todo el país, 110 de ellos en la Comunidad de Madrid.

En 2010 abrió la primera cerca de la calle de Bravo Murillo y en todo este tiempo el ritmo de apertura ha sido ascendente. "En ese momento había en Madrid apenas 3 o 4, frente a la proliferación que se ha producido en los últimos años", comenta.

Detrás de este aumento se encuentra el incremento de hogares monoparentales, donde poner una lavadora 'para uno solo' no siempre compensa.

Lavandería junto a la calle Bravo Murillo / CE Colada Exprés
Lavandería junto a la calle Bravo Murillo |CE Colada Exprés

Ahorro de tiempo, dinero y energía

La falta de tiempo para realizar las labores domésticas debido al trabajo, hace también que muchas personas acudan a las lavanderías autoservicio en busca de rapidez y calidad.

De este modo si poner una lavadora en casa supone en un ciclo normal entre 50 y 60 minutos, a lo que habría que sumar otra hora en el caso de que tengamos secadora, en las lavanderías autoservicio estos tiempos se ven reducidos a la mitad.

Además la mayor capacidad de las máquinas de este tipo de establecimientos consigue también un ahorro energético tanto en electricidad, como en consumo de agua.

El cambio de las tarifas eléctricas, desde el 1 de junio, que castiga el uso de la la luz en las horas de mayor demanda, y premia el consumo en las madrugadas y el fin de semana, ha convertido a este tipo de establecimientos en una alternativa, para los que se resisten a tener que esperar a que sea medianoche para poner la lavadora.

"Una de las ventajas de las lavanderías autoservicio es que el cliente hace la colada con un precio cerrado, es decir, sabe cuanto le va a costar lavar y secar la ropa", asegura Megual. Esto contrasta con el nuevo sistema de tarifas, en función de la franja horaria, donde el coste depende del precio que tenga la electricidad cada día.

"El cliente que acude a nuestros locales puede lavar la ropa por 4 o 6 euros, e incluso secarla a partir de 3 euros en función de la cantidad", explica.

Al ahorro tanto en el recibo de la luz como en el de agua, "hay que unir que no todo el mundo dispone en su hogar de espacio suficiente para tener una lavadora, a lo que hay que sumar los costes de mantenimientos, por lo que muchos de nuestros clientes prefieren venir aquí", comenta.