Gobierno y sindicatos cierran un acuerdo sin la patronal para subir 15 euros el SMI de 2021

  • La vicepresidenta Yolanda Díaz y ministra de trabajo celebra el pacto con UGT y CCOO pero se mostró “apenada” por la postura de la patronal, que dijo “no ha negociado”
Gobierno y sindicatos cierran un acuerdo sin la patronal para subir 15 euros el SMI de 2021
Gobierno y agentes sociales

El Gobierno y las organizaciones sindicales CCOO y UGT han alcanzado un acuerdo para incrementar el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) en 15 euros, hasta los 965 euros mensuales en catorce pagas, con efectos desde el 1 de septiembre de este año, según han informado el Ministerio de Trabajo y ambos sindicatos en un comunicado conjunto.

Finalmente, las partes no han fijado en el acuerdo ninguna cuantía para el próximo año, pero sí han establecido el compromiso para que el SMI, mediante su "progresiva revisión" en 2022 y 2023, alcance el 60% del salario medio antes del fin de la legislatura, tal y como determina la Carta Social Europea suscrita por España y como prometió el Gobierno de coalición.

Del acuerdo han quedado descolgadas las organizaciones empresariales CEOE y Cepyme, que llevan semanas diciendo que no es el momento de elevar el salario mínimo dado que la economía española se encuentra en los inicios de la recuperación y la creación de empleo podría verse dañada.

En este sentido, Cepyme publicó esta misma semana un estudio, en colaboración con Randstad, en el que advertía de que situar el SMI en 1.000 euros mensuales en 2022, con un aumento intermedio de 19 euros en 2021, podría destruir entre 60.000 y 130.000 puestos de trabajo hasta 2023.

Los 15 euros en que subirá el SMI desde el 1 de septiembre estarán dentro de la horquilla de aumentos de 12 a 19 euros que planteó el Ministerio de Trabajo en la negociación, siguiendo las recomendaciones del comité de expertos que analizó la senda por la que debería transitar esta renta mínima para cumplir con el compromiso del Ejecutivo de llevarla hasta el 60% del salario medio en 2023.

Los sindicatos CCOO y UGT reclamaban un aumento de 25 a 30 euros para este año, aunque se mostraron dispuestos a aceptar una subida menor si el Gobierno se comprometía a situar el SMI en 1.000 euros mensuales en 2022.

La vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, celebró este jueves el pacto con UGT y CCOO pero se mostró “apenada” por la postura de la patronal, que dijo no ha querido realiza cesiones.

En una entrevista en el programa ‘La Noche’ del canal 24 horas Díaz señaló que el Gobierno “primaba el acuerdo sobre todas las cosas” y que en la mesa para subir el SMI “hubo diálogo social del bueno” con los sindicatos, pero que no puede decirse esto de la patronal que “no ha negociado”, ya que entró en la mesa con un planteamiento de “cero” y así ha terminado, sin ninguna cesión. “Es una pena”, afirmó.

La vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, lleva tiempo defendiendo la subida del SMI para este año, fijando como fecha de sus efectos el 1 de septiembre. No obstante, la vicepresidenta primera, Nadia Calviño, afirmó que se aplicaría en el último trimestre de este año. Finalmente, el alza del SMI tendrá efectos desde el 1 de septiembre, por lo que deberá figurar en la nómina de dicho mes.

CCOO y UGT muestran su satisfacción por el acuerdo, que contempla el compromiso de seguir subiendo el SMI hasta el 60% del salario medio

El secretario general de CCOO, Unai Sordo, ha mostrado esta noche su satisfacción por el acuerdo alcanzado, ya que además de recoger la subida del SMI para este año, mandata al Gobierno a seguir elevando esta renta mínima en 2022 y 2023 "con el compromiso inequívoco" de que llegue en 2023 al 60% del salario medio. "Estamos satisfechos porque se cumplen los dos objetivos que teníamos: que esa senda empezara en 2021, continuara en 2022 y terminara en 2023. Creemos que es un acuerdo muy importante para mejorar las condiciones salariales de la gente que menos recursos tiene", ha resaltado Sordo.

Por su parte, el vicesecretario general de Políticas Sindicales de UGT, Mariano Hoya, ha valorado muy positivamente el acuerdo, y ha recordado que esta subida del SMI se produce en un contexto de dificultad económica, de aumento de los precios y de una subida "desmesurada" del recibo de la luz. "Todo eso justifica esta subida, que va destinada a los más desfavorecidos y a los que menos tienen", ha subrayado Hoya, que ha añadido que el objetivo sindical sigue siendo que el SMI alcance el 1 de enero de 2022 los 1.000 euros mensuales por catorce pagas.