Gobierno y autónomos retoman sus reuniones por las nuevas cuotas por ingresos reales

  • La Federación Nacional de Trabajadores Autónomos (ATA), en contra de este sistema

El Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, los agentes sociales y las organizaciones de autónomos vuelven a reunirse este lunes, para retomar la negociación para aprobar un nuevo sistema de cotizaciones, con el fin de que los autónomos cuenten con cuotas diferentes en función de sus ingresos reales.

El anterior encuentro tuvo lugar el pasado lunes y, según fuentes de Seguridad Social, fue una reunión “muy positiva”. Asimismo, desde el Ministerio informaron de que las asociaciones de autónomos plantearon sus propuestas y dudas, que serían estudiadas “detenidamente” por parte del Ministerio.

Se mantiene "de momento" la propuesta inicial de 13 tramos

A falta de los cambios que puedan introducirse durante la negociación, la propuesta inicial de Seguridad Social recoge 13 tramos para que las cuotas de los autónomos se adaptaran a los ingresos reales; permite cambiar de tramo hasta seis veces al año para garantizar la “flexibilidad” del sistema y que estos trabajadores no se vieran penalizados, y mantiene la tarifa plana, con la que se facilita a los autónomos, en sus dos primeros años de actividad, una cuota reducida.

Dicha cotización en la nueva tarifa plana rondaría los 70 euros, aunque solo podrían beneficiarse aquellos autónomos con ingresos inferiores al Salario Mínimo Interprofesional (SMI).

La subida de las cuotas de los autónomos puede llevar a la ruina de muchos negocios
La subida de las cuotas de los autónomos puede llevar a la ruina de muchos negocios
La subida de las cuotas de los autónomos puede llevar a la ruina de muchos negocios

La subida de las cuotas de los autónomos puede llevar a la ruina de muchos negocios

En contra de esta propuesta

En este sentido, el presidente de la Federación Nacional de Trabajadores Autónomos (ATA), Lorenzo Amor, insistió esta semana en que la propuesta no les “gusta” y alertó de que en 2023, con la reforma que propone el Gobierno, ser autónomo será “una actividad de riesgo”.

Criticó también la subida de impuestos que supondrá, a su juicio, la modificación del sistema de cotizaciones para “muchos autónomos” y explicó que, durante el último encuentro, trasladaron desde ATA una “serie de problemas técnicos”, como “qué pasa con los autónomos colaboradores o con los autónomos en pluriactividad”, que no lo tienen todavía “claro”.

En paralelo, el presidente de ATA y también vicepresidente de CEOE se reunió esta semana con el líder del PP, Pablo Casado, quien se ha mostrado muy crítico con la propuesta del Gobierno, ya que a su juicio, llega “en el peor momento”.

ATA mantiene su rechazo ante el nuevo sistema de cuotas propuesto por el Gobierno

De un modo diferente ve la propuesta del Gobierno la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA), cuyo presidente, Eduardo Abad, cree que la reforma es “necesaria” para que los autónomos “con menos recursos” abonen cuotas más bajas y los que tienen más rendimientos “hagan un esfuerzo mayor”.

A juicio de Abad, la propuesta de su organización es “un sistema perfectamente trazado” en el que 1,4 millones de autónomos verán reducida su cuota y aquellos en “mejor situación económica” tendrán que “hacer un esfuerzo mayor”. De hecho, abogó por que el sistema no despliegue sus efectos durante nueve años, como proponía el Gobierno, sino que lo haga en solo seis. “Creemos que tenemos que acortar el camino y creemos que seis años es suficiente”, apostilló.

Recomendamos