El Alcorcón, en el momento más critico de su historia reciente

  • Hundido en la clasificación como colista con solo tres puntos
El Alcorcón, en el momento más critico de su historia reciente
AD Alcorcón |@AD_Alcorcon

Hundido en la clasificación como colista con solo tres puntos en ocho jornadas e inmerso en una tremenda crisis social tras las críticas de las peñas a la gestión del club, que incluso están provocando que la afición no vaya al estadio, el Alcorcón se encuentra en el momento más crítico de su historia reciente.

El mejor reflejo a la situación que vive el Alcorcón quedó patente la última jornada, cuando el equipo cayó goleado frente a la Real Sociedad B, que también estaba en descenso, y un Santo Domingo prácticamente vacío coreó al unísono directiva dimisión y Emilio vete ya, en referencia a Emilio Vega, el director deportivo.

Luis Muñoz, Federación Peñas Alcorcón: "Estamos desangelados"
Luis Muñoz, Federación Peñas Alcorcón: "Estamos desangelados"
Luis Muñoz, Federación Peñas Alcorcón: "Estamos desangelados"

Luis Muñoz, Federación Peñas Alcorcón: "Estamos desangelados"

Lo que sí se escuchó en Santo Domingo la última jornada fueron los gritos de Anquela, Anquela por parte de los pocos aficionados que acudieron al estadio.

El resto de abonados, mediante un comunicado a través de la Federación de Peñas, explicaron su malestar y su decisión de no ir al estadio como señal de protesta por la gestión de la directiva y, sobre todo, por las formas del despido de Juan Antonio Anquela, cesado hace dos jornadas con una conversación telefónica de treinta segundos.

El técnico jienense, artífice de la salvación el pasado curso y de los mayores éxitos del club en su primera etapa entre 2008 y 2012, incluido el ascenso a Segunda, salió por la puerta de atrás en una maniobra sospechosa de la dirección deportiva para apostar por Jorge Romero, técnico que ya coincidió con Emilio Vega en el Córdoba hace varios años y que el pasado verano fue repescado del Juvenil del Real Madrid para dirigir al filial.

Los datos del Alcorcón este curso hablan por sí solos. Una victoria y siete derrotas con cinco goles a favor y diecisiete en contra. Equipo menos goleador y más goleado.

Quedan muchas jornadas pero el equipo necesita una reacción y la necesita ya. Eso lo saben en el vestuario alfarero, anímicamente tocado por todos los malos resultados y los asuntos extradeportivos que están haciendo ruido alrededor del equipo.

La próxima jornada el Alcorcón recibe en Santo Domingo al Burgos, un recién ascendido que vive cómodamente en mitad de tabla. Con máxima tensión por el conflicto social entre club y directiva y con la necesidad por ganar que tiene el equipo, el partido se antoja una final. Un nuevo tropiezo dejaría muy tocado al vestuario justo antes de dos partidos contra Sporting de Gijón y Leganés, dos teóricos aspirantes al ascenso.