La Covid frena la erradicación de la Hepatitis C en España

  • Se aleja el horizonte de 2024 para eliminarla, según expertos reunidos en Madrid
  • La saturación sanitaria reduce la atención de quienes la padecen
Participante en una manifestación para exigir el tratamiento contra la hepatitis C
Participante en una manifestación para exigir el tratamiento contra la hepatitis C |EFE

Expertos hepatólogos han alertado este miércoles en Madrid del impacto negativo que ha tenido la pandemia de la Covid-19 en el objetivo de lograr la eliminación de la hepatitis C, con el reto puesto en lograr este objetivo en 2030, tal y como marca a nivel mundial la Organización Mundial de la Salud (OMS).

España está a la cabeza del mundo en la erradicación de esta patología, solo superada por Islandia y, de no haber sido por el parón de la pandemia de la Covid-19, podría haberse cumplido en 2024, según han puesto de manifiesto los participantes.

El diagnóstico se ve dificultado al tratarse de una enfermedad que no muestra síntomas, sólo molestias como cansancio

Otra de las conclusiones es que el 30% de las personas que conviven con esta patología en nuestro país aún no han sido diagnosticadas y aproximadamente un 20% de los nuevos casos que se detectan son pacientes con la enfermedad hepática avanzada. Según han explicado, la prevalencia se concentra fundamentalmente en varones entre 50 y 70 años.

Los cálculos expuestos indican que cerca de 77.000 personas tienen el virus activo. El diagnóstico se ve dificultado, han recalcado los expertos, al tratarse de una enfermedad que no muestra síntomas, solo molestias como cansancio, y que en el 30% de los infectados ofrece resultados normales en las pruebas hepáticas.

Se ha pasado de atender a 1.500 personas con hepatitis C al mes antes de la pandemia a solo 500 actualmente por la saturación del sistema sanitario

En este sentido, los participantes han puesto de manifiesto el impacto que la Covid-19 también en este aspecto, ya que se ha pasado de atender a 1.500 personas con hepatitis C al mes antes de la pandemia a solo 500 actualmente por la saturación del sistema sanitario.

Desde la aprobación de los nuevos antivirales de acción directa (AADs) en 2015 y hasta el momento actual han sido tratados más 150.000 pacientes con éxito. Así, se ha demostrado que curan la infección (RVS) en "casi el cien por cien" de los pacientes con apenas efectos adversos, con una duración media del tratamiento de 8-12 semanas.