Ayuso se plantea “mantener las mismas medidas” tras el estado de alarma, menos el toque de queda

La presidenta Isabel Díaz Ayuso
La presidenta Isabel Díaz Ayuso |Telemadrid.es

La presidenta de la Comunidad de Madrid y aspirante a repetir en el cargo tras los comicios del 4 de mayo, Isabel Díaz Ayuso, se mostró en una entrevista en Servimedia partidaria de “mantener las mismas medidas” tras el estado de alarma, menos el “palo severo” del toque de queda.

A su juicio, “en Madrid, cuando tú cierras a las once, estás quitando por el medio musicales, teatros, cines, conferencias. La vida en Madrid es prácticamente de 24 horas, incluidos los martes, los jueves, etcétera. Entonces, ya de por sí es un palo severo esa restricción a las once al ocio nocturno”.

Consideró que este sector “es el gran olvidado, junto a los tablaos flamencos y a muchísimos lugares donde ahora mismo no han vuelto a ingresar un solo euro desde hace meses”.

Añadió que “las restricciones ya están bastante bien de por sí y creemos que están funcionando y que están ayudando a nuestra maltrecha economía a que todavía no vaya a peor, porque de esto luego va a haber familias que nunca en la vida se van a recuperar”.

Consideró que están “funcionando las medidas que hemos puesto en marcha, que actualmente significa que no se pueden recibir visitas en casa excepto una en caso de que alguien viva solo”. “También las restricciones dentro y fuera de los establecimientos están funcionando”, dijo Ayuso, quien señaló que el virus sigue descendiendo.

Dijo que, después de 9 de mayo, una vez que expire el estado de alarma, para continuar con esas medidas, será necesario la autorización de un juez. Tras recordar que “ya ha habido muchos juzgados que han revertido medidas tomadas por otros presidentes autonómicos”, se quejó de que no haya una ley que dé garantías a las autonomías a la hora de tomar medidas restrictivas.

SEGUIR VACUNANDODijo que “mientras seguimos vacunando de manera, además, ejemplar y van llegando las vacunas, con las medidas que ya todos nos hemos dado, se puede salir adelante con mucha precaución, evidentemente, porque esto no ha terminado. Hasta el 9 de mayo no vamos a hacer cambios”.

Dejó claro que “nunca nos gustó el toque de queda, como limitar temporalmente las salidas comerciales que nos han funcionado muy bien, pero en estos momentos lo que pasa es que, si no hay una ley ahora mismo” por parte del Gobierno, “una persona puede organizar una cena o una fiesta hasta las cuatro de la mañana en su casa”.

“Preferimos que la gente se siga reuniendo en entornos públicos que en los domicilios donde no hay ningún control sobre el virus", y dijo que espera que el Gobierno central actúe pronto también.

Dijo que el Gobierno está “prolongando los plazos para obligarnos a tomar según qué medidas, jugando con los tiempos para que sí o sí tengamos que acogernos o a otro nuevo estado de alarma o similar”.

Recordó que “seguimos en pandemia" y afirmó que "seguiremos pidiendo las distancias –de seguridad entre personas- y de esta manera que los ciudadanos sigan con sus vidas con una cierta normalidad, pero protegiéndose”.

Cuando una medida sanitaria se pone en marcha y está dando buenos resultados, lo que hay que hacer es mantenerla. Así que vamos a quedarnos así hasta el estado alarma. Y yo tengo la esperanza de que en algún momento alguien desde el Gobierno de España dé alguna solución”, afirmó.

Tras señalar que el Gobierno se comprometió en mayo del año pasado a tener una ley para actuar ante la pandemia, dijo que “queremos ver cómo va evolucionando el virus en estos días”. Afirmó que “si el virus sigue descendiendo mucho, ya podremos ir relajando algo más, porque hay que tener en cuenta que cuando uno dice cerrar a las once parece que esto es tardísimo y que aquí no hay control”.