Asador Cristobal, el auténtico sabor segoviano

Un Plan Perfecto

| 09.12.2014

Felicísimo Cristóbal fundó su Asador Cristóbal en una calle pequeña del barrio de Tetuán en el año 1967. Las Torres Kio se asoman entre los edificios de poca altura del barrio, que junto a Bravo Murillo luce como un pueblo dentro de Madrid. Felicísimo, o Cristóbal, como todos le conocen, fundó su asador junto a su familia para traer a Madrid los sabores de su tierra natal, Segovia. Fue pionero en la utilización del horno de leña. Se trata de un horno artesano de adobes, hechos por él mismo, de barro y paja, alimentado de leña de encina, como manda la antigua usanza. En él hacen sus famosos corderos y cochinillos aunque en la carta encontramos todo tipo de productos segovianos. Aquí nos encontramos con la periodista Isabel San Sebastián.