Las croquetas de bacalao de Casa Labra

Las croquetas de bacalao de Casa Labra

Casa Labra se fundó en 1860. A comienzos del siglo XX había unas 1.500 tabernas en Madrid para poco más de 800.000 personas. En la calle Tetuán, junto a Casa Labra, había una docena. Hoy sólo queda este espacio singular que sigue vendiendo los mejores aperitivos de bacalao. Sus paredes tienen historia, puesto que dentro de ellas, Pablo Iglesias fundó el Partido Socialista en el año 1879 y por allí han desfilado todo tipo de intelectuales y políticos de la época. Hoy, su nombre aparece en las mejores guías internacionales y es una visita obligada a la hora del aperitivo tanto para madrileños como para turistas, que hacen cola para degustar una tapa de croquetas de bacalao, a 0,90 céntimos de euro la pieza. Para disfrutar de Casa Labra hay que cumplir con el ritual: en días concurridos hay que hacer cola -aunque marcha rápido-, para pedir por un lado las tapas en una especie de taquilla con mostrador, mientras que la bebida se pide en la barra. Y listo, a disfrutar de un clásico centenario.