La calma vuelve al Pozo

La calma vuelve al Pozo

Más de un centenar de personas se han concentrando esta tarde frente a la casa del supuesto autor del asesinato de un hombre de 63 años el domingo el barrio vallecano de El Pozo del Tío Raimundo, mientras la familia ha pedido "calma" a los vecinos.

La protesta está siendo pacífica y controlada por muy fuertes medidas de seguridad. Concretamente, más de una docena de furgonetas de los antidisturbios se han apostado en la plaza del Tío Raimundo para evitar que los manifestantes lleguen a dicha vivienda. Otros vehículos policiales vigilan los alrededores, así como un helicóptero de la Policía Nacional sobrevuela la zona.

Los concentrados llevan pitos y han coreado gritos de 'Asesinos, asesinos, hijos de puta', 'Fuera del barrio' o 'Paco somos todos'.

Muchos esperan que el supuesto homicida se entregue cuanto antes a la Justicia para evitar más altercados o sea detenido por la Policía.

Los familiares de Paco, el hombre que perdió la vida de una cuchillada en el cuello el pasado domingo y que desencadenó las protestas, han repartido octavillas para dar las gracias a todos los vecinos por su apoyo estos días. "Siempre estaremos agradecidos por las muestras de cariño que hemos recibidos estos días", señalan. Asimismo, han hecho un llamamiento a la "tranquilidad y la calma, con la aspiración de volver a la normalidad, en la media de lo posible, respetando el dolor por la pérdida de un ser tan querido".

"Reiterar nuestro agradecimiento y nuestro afecto a todo el vecindario, rechazando cualquier acto violento que se haya producido o se vaya a producir", indican los parientes del fallecido en el escrito.

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de Puente de Vallecas