Tensión entre Vox y PP en el Congreso por el reparto de la Mesa

Tensión entre Vox y PP en el Congreso por el reparto de la Mesa

El reparto de puestos ayer en la Mesa del Congreso ha generado tensión entre Partido Popular y Vox. Una desconfianza que puede trasladarse a los pactos de gobierno en los distintos territorios aunque Vox dice que no va a pasar.

Ayer el centro derecha perdió un puesto en la Mesa del Congreso por no ponerse de acuerdo. Vox se negó a respaldar con sus votos a Ciudadanos. La tensión y los reproches se dejaban notar hoy entre Vox y PP.

La popular Ana Pastor reconocía que “lo que vivimos ayer fue bastante bochornoso y bastante incoherente". "Primero era PSOE quien quiso poner un cordón sanitario a Vox y luego acabo siendo quien facilitó su entrada en la mesa", mientras que "Vox se quejaba del cordón" y "se lo acabó poniendo a Cs". "Es el mundo al revés", ha señalado.

El portavoz parlamentario de Vox, Iván Espinosa de los Monteros, ha insistido este miércoles, en declaraciones a Telemadrid, en señalar al PP como el responsable de que Podemos cuente con un puesto más en la Mesa del Congreso y ha asumido que su relación será "cada vez más difícil" porque los 'populares' han demostrado que "no son de fiar".

Espinosa de los Monteros ha explicado que el PP pretendía "extender un cheque sin fondos" ofreciendo a Ciudadanos un puesto en la Mesa "que no le correspondía" y que pretendía que cediera Vox "a cambio de nada". "En realidad lo que no quería el PP es que tuviéramos el mismo número de representantes que ellos", ha lamentado.

Vox y Ciudadanos "no tienen ninguna relación" porque el partido naranja "no ha querido", por lo que se ha preguntado por qué debería Vox hacer ninguna concesión a una formación con solo diez diputados. "Respetamos mucho a un grupo con diez diputados y tendrá su representación en otros órganos, pero no es lo mismo tener diez que tener 52", ha argumentado.

La desconfianza amenaza con trasladarse a los pactos de gobierno en el Ayuntamiento de Madrid y en la Comunidad, aunque Vox niega que esto vaya a pasar.

El portavoz de Vox en el Ayuntamiento de Madrid, Javier Ortega Smith, ha afirmado que la configuración de la Mesa del Congreso, "le va a pasar una factura muy alta al PP y a Ciudadanos" en el ámbito electoral. Sin embargo, ha aclarado que esta fractura no tiene por qué afectar a los gobiernos municipales y autonómicos dirigidos por el PP y Ciudadanos y cuyos presupuestos dependen de Vox, como es el caso del Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid, dado que el partido de Santiago Abascal, ha aseverado, "no actúa a golpe de revancha o a golpe de sectarismo". "Nosotros vamos a apoyar o no vamos a apoyar esos presupuestos en función de lo que digan, no en función de que me hayan reprobado a mí como el otro día o de que hayamos tenido que vivir esta vergüenza (en el Congreso)", ha recalcado el concejal.

Sin embargo hoy la Presidenta de la Comunidad ha reprochado a Vox el haberse alineado con el PSOE para pedir su comparecencia en la comisión de Avalmadrid. Isabel Díaz Ayuso, ha asegurado que Vox, al apoyar la petición para la comparecencia en la comisión de Avalmadrid que solicitó la izquierda en la Asamblea, demuestra su "tacticismo" y "falta" al pacto de investidura suscrito con el PP.

"Los ciudadanos que votan políticas liberales nos quieren unidos", ha aseverado Ayuso, para indicar que si bien son dos formaciones distintas, las políticas que deben aplicar van en sentido contrario a las que defiende la izquierda.