Rivera no acepta las enmiendas de PP y PSOE a su moción para suprimir aforamientos

Rivera no acepta las enmiendas de PP y PSOE a su moción para suprimir aforamientos

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, anunció esta tarde en el Congreso que su partido no incorporará las enmiendas que PP y PSOE a la moción de la formación naranja que busca reformar la Constitución para eliminar en tres meses los aforamientos de diputados y senadores, así como instar a las comunidades a que hagan lo mismo con sus parlamentarios.

Rivera anunció al final del debate sobre su moción que la misma se debatiría "en sus términos", con lo que queda en el aire si populares y socialistas la respaldarán, a pesar de que ambos partidos se muestran dispuestos a limitar los aforamientos de los políticos, aunque con matices.

Al mismo tiempo, anunciaron su abstención ante la moción de Ciudadanos desde Podemos y los nacionalistas, que defendieron que la supresión de los aforamientos debe incluir al Rey y que la reforma de la Constitución tiene que incluir también el debate territorial abierto con el proceso secesionista en Cataluña.

Esto supone que, al finalizar el Pleno de este martes en la Cámara Baja, la moción que se votará será la presentada sólo por Ciudadanos, sin enmiendas, en la que se pedía que el Congreso de los Diputados expresase su compromiso "de proceder, en el plazo máximo de tres meses, a la reforma de los artículos 71.3 y 102.1 de la Constitución, con el objeto de promover la supresión de los aforamientos de los diputados, senadores y miembros del Gobierno".

"LA CORONA NO SE TOCA"

También se instaba a que los Parlamentos autonómicos que no han tratado todavía la supresión del aforamientos de sus diputados y consejeros empiecen a "modificar" sus estatutos para hacerlo posible.

Según Rivera, este martes el Congreso afrontaba una "votación histórica", puesto que el aforamiento de políticos es una "figura anómala, del pasado". Asimismo, acusó a PSOE y PP de no querer suprimir del todo el aforamiento de políticos y que éstos sigan siendo "privilegiados". Además, sostuvo que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, quiere "tomar el pelo" a los españoles con su reforma exprés de la Constitución para reducir el número de aforados.

Por su parte, Gregorio Cámara, del PSOE, se refirió a que la reforma planteada por Sánchez era una iniciativa "valiente" y un "paso adelante", al tiempo que reprochó a Ciudadanos de hacer una propuesta "populista". El representante socialista también aseguró que no se podía instar a las comunidades a hacer una reforma en el mismo sentido, por lo que proponían "invitar" a las Cámaras autonómicas a dar pasos en ese sentido.

A su vez, Beatriz Escudero, en nombre del PP, señaló que su partido había planteado en la enmienda que para reformar los aforamientos hacía falta "tiempo, diálogo, rigor y consenso". Explicó que por eso consideraban necesario crear una ponencia en el Congreso, solicitar informes a los órganos consultivos y no incluir al Rey en esta limitación de los aforamientos. "La Corona no se toca", afirmó esta diputada.

Mejores Momentos

Programas Completos