París le declara la guerra al patinete eléctrico

París le declara la guerra al patinete eléctrico

Cruzada en París contra los patinetes eléctricos. De momento la alcaldesa, la socialista Anne Hidalgo, ha prohibido que aparquen en las aceras. En su mente también está prohibir su circulación en parques y jardines y reducir su velocidad por la calzada.

La capital francesa, como ya le sucedió a Madrid, sufre los problemas de la proliferación descontrolada de este medio de transporte.

Además, el límite de velocidad se reduce a veinte kilómetros por hora.

En el último año, se han multiplicado como setas. Doce empresas se dedican a alquilarlos y se calcula que el parque de patinetes supera los 20.000. Para el año que viene, podrían doblarse.