Estos son los productos que más bajaron y subieron de precio en 2018

Estos son los productos que más bajaron y subieron de precio en 2018

Vivienda, electricidad y alimentos. Son algunos de los productos que más han subido sus precios en este 2018. Si hacemos balance del año, con más de un 20% suben los combustibles líquidos. Seguidos se encuentran el gas natural y el gas ciudad. Incluso un alimento tan básico como las patatas, con un +12,4% y la fruta fresca, con un +10,8%. También otros productos como el vino, queso y el pescado.

Por el contrario, hay otras cosas que nos han salido más baratas: los paquetes turísticos nacionales han descendido un 7,5%, es decir, los vuelos nacionales salen más baratos. Por otro lado desciende casi un 15% la telefonía móvil o el aceite de oliva.

Vivienda

El precio de la vivienda de segunda mano en España ha crecido un 8,4% en 2018, hasta los 1.720 euros el metro cuadrado, según los datos de Idealista. Según el jefe de Estudios de idealista, Fernando Encinar, 2018 ha sido un año de normalización en operaciones e hipotecas, aunque el "freno temporal" que supusieron las sentencias del Tribunal Supremo acerca del Impuesto de Actos Jurídicos Documentados y el decreto ley posterior del Gobierno impactó en el número de créditos hipotecarios concedidos.

"La incertidumbre de la entrada en vigor de la nueva ley hipotecaria, esperada para principios de 2019, hace que los bancos no muevan ficha en los precios, pero se espera una subida generalizada, limitada por la fuerte competencia del sector. La consolidación de las hipotecas a tipo fijo, que se sitúan alrededor del 40% del mercado, hacen vislumbrar un horizonte estable en el hipotético caso de que los tipos y el Euribor comiencen a subir", reiteró.

Caída del consumo

El Consejo General de Economistas mantiene su previsión de crecimiento del consumo del 2,5% para este año y en el 2,2% para 2019. Teme que una "previsible" caída del consumo motivada de una menor creación de empleo y un aumento de la inflación, repercuta en su estimación de alza de PIB para el próximo año, una décima por debajo del pronóstico del Ejecutivo.

Además, mantiene su previsión de la tasa de paro en el 14,75% para este año y en el 14% para 2019. Para 2020 augura un crecimiento económico del 1,7%, con una tasa de paro que caería hasta el 13%. Además ven "optimista" su previsión de alza del PIB teniendo en cuenta la desaceleración europea, "evidente" en Alemania y Francia (chalecos amarillos), la incertidumbre del Brexit, el pulso de Italia con las exigencias de Europa o las subidas de tipos en EEUU.

Por otra parte, recuerda que la economía española es muy dependiente de los precios del petróleo y energía, por lo que la inflación del 2020 dependerá de cómo evolucionan estos índices, aunque estima que no supere el 2% en ese ejercicio.

Balanza comercial

Igualmente, avisa de que las medidas proteccionistas que Trump está implementando con "evidente efecto contagio", así como el menor crecimiento del comercio mundial y de la zona euro, donde se dirigen el grueso de las exportaciones españolas, crean incertidumbres en un sector cuya aportación al crecimiento se ha tornado negativa a lo largo de 2018.

Mejores Momentos

Programas Completos