Dos meses de cárcel tras abofetear a su hijo por negarse a ducharse

Dos meses de cárcel tras abofetear a su hijo por negarse a ducharse

Una madre ha sido condenada, por la Audiencia Provincial de Pontevedra, a dos meses de prisión por abofetear a su hijo de 10 años por negarse a ducharse.

El juez la considera autora de un delito de maltrato en el ámbito de la violencia doméstica y le condena a una pena de dos meses de prisión, que pueden ser sustituidos por la acusada por trabajos en beneficio de la comunidad.

La sentencia reabre la polémica

La condena de la Audiencia de Pontevedra es clara y concisa: "La reprensión ante una eventual desobediencia de la menor nunca puede justificar el uso de la violencia que el acusado ejerció”. Tampoco podrá aproximarse a él en seis meses.

La sentencia reabre la polémica sobre los castigos físicos y la facultad de los progenitores para corregir a los hijos.

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de Justicia