Hablan los supervivientes, en el 75 aniversario de la liberación de Auschwitz

Hablan los supervivientes, en el 75 aniversario de la liberación de Auschwitz

Líderes mundiales se dan cita este lunes 27 de enero en Auschwitz, en el 75 aniversario de la liberación del campo. Entre ellos estarán los Reyes de España, Felipe VI y doña Leticia, que visitan por primera vez el campo de exterminio. Algunos supervivientes han conmemorado antes la fecha. Han colocado coronas de flores en el paredón de fusilamiento donde perdieron la vida miles de internos.

Más de un millón de personas, en su mayoría judíos, fueron ejecutados en Auschwitz. Algunos de los que se libraron recuerdan hoy su terrible experiencia. Anette Cabelli fue una de ellas. Fue deportada a Auschwitz a los 17 años junto con su madre, desde su Salónica natal, en Grecia. Cuatro días de viaje hacinadas en un tren. "No tuvimos ni para comer ni para beber y cuando fuimos a Auschwitz había muchos muertos en los vagones", dice 75 años después.

"La gente que se subía al camión era directamente para ir a la cámara de gas", cuenta Anette

Al bajar de los vagones, los nazis separaron a los ancianos y a los que no podían andar. Fue la última vez que vio a su madre con vida.

"La gente que se subía al camión era directamente para ir a la cámara de gas", cuenta Anette con pesadumbre.

Dejó entonces de tener nombre para convertirse en un número de esclavo, el 40.637 que le tatuaron en el brazo. Trabajó limpiando excrementos en el hospital hasta que enfermó de tifus. Siempre con miedo, siempre esperando la muerte.

Ella no llegó a ver la liberación de Auschwitz el 27 de enero de 1945. Se la llevaron cuatro días antes a otro campo de concentración. Pasó por otro más hasta que su pesadilla terminó en mayo.

Otra de las internas, Vera, sí vio llegar a los soldados soviéticos. Fue de los pocos niños que no murieron con los experimentos del médico nazi Josef Mengele. “Sobreviví –dice- por una razón. Para que el mundo no olvide, para que algo así no vuelva a suceder”.