España plantea una discusión en la UE sobre la crisis en Venezuela

España plantea una discusión en la UE sobre la crisis en Venezuela

El Gobierno español ha conseguido incluir en el orden del día del Consejo de Asuntos Exteriores de la UE que se celebra este lunes en Bruselas una discusión sobre la crisis que se vive en Venezuela, con el objetivo de que los Estados miembros analicen la posibilidad de fomentar un diálogo entre la oposición y las autoridades venezolanas y fijar una postura sobre la crisis migratoria que vive la región como consecuencia de la situación que se vive en el país caribeño.

El ministro español de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, aseguró que ni España ni ningún país de la Unión Europea (UE) han "hablado de modificar sanciones en Venezuela", y que la posición española opta por "facilitar el diálogo" para lograr "una solución" en el país, pero sin eliminar las sanciones actuales.

No modificar las sanciones

"Nadie ha hablado de modificar las sanciones en Venezuela. Hemos hablado de intentar explorar las vías por las que se pueda facilitar un diálogo, que por cierto todos los venezolanos dicen que la solución tiene que salir de un diálogo político", afirmó Borrell a Efe a su llegada al consejo de ministros de Exteriores que se celebra en Luxemburgo.

En esta reunión, los ministros volverán a abordar la crisis en Venezuela, con especial atención al impacto para la región de la salida de millones de venezolanos pero sin contemplar nuevas sanciones contra el Gobierno de Nicolás Maduro.

El ministro aclaró que España "no va a presentar ninguna propuesta" al respecto, sino que ha pedido "que se trate el tema".

La proposición española es fruto de la completa paralización del diálogo político en Venezuela y la catástrofe económica y social que atraviesa ese país que ha provocado que el 80% de los venezolanos vivan bajo el umbral de la pobreza, según datos de la ONU, y que ha llevado a emigrar a muchos de ellos a Brasil, Colombia o Perú.

Casado pide rechazar la posición de Zapatero

Por su parte el presidente del Partido Popular, Pablo Casado, ha pedido al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que "por dignidad democrática" rechace la posición del expresidente José Luis Rodríguez Zapatero con respecto a Venezuela, donde ha actuado como mediador entre el Gobierno y la oposición.

"No debe aceptar la posición de Zapatero sobre Venezuela por dignidad democrática", ha afeado Casado tras mantener un encuentro con diputados de la Asamblea Nacional de Venezuela y miembros de la oposición en Génova. "Pedro Sánchez no puede aceptar lo que propone José Luís Rodríguez Zapatero", ha recalcado.

Asimismo, ha criticado que el Gobierno defienda lo que el PP considera una "nueva cesión" en la crisis política que afecta a Venezuela, después de que el ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, Josep Borrell, sostuviera que la Unión Europea contribuya a facilitar el diálogo entre el Gobierno de Nicolás Maduro y la oposición.

"No puede ceder en todos los frentes", ha asegurado Casado, coincidiendo con la reunión del Consejo de ministros de Exteriores que se celebra en Luxemburgo y que discute aplicar más sanciones a Caracas.

En este sentido, ha exigido al Gobierno socialista que apoye la petición de seis países en la Corte Penal Internacional, para que se investigue al Ejecutivo de Maduro por crímenes de lesa humanidad. A finales de septiembre los Gobiernos de Argentina, Chile, Colombia, Paraguay, Perú y Canadá solicitaron a la Fiscalía de este órgano que investigara esta situación.

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de Venezuela