La Comunidad de Madrid regula las macrofiestas navideñas

La Comunidad de Madrid regula las macrofiestas navideñas

La Comunidad de Madrid ha aprobado este martes un decreto por el que se regula la celebración de actividades recreativas extraordinarias y los macroeventos durante las fiestas de Navidad, Fin de Año y Reyes, así como la organización y celebración de espectáculos de carácter extraordinario como puedan ser durante las fiestas de Halloween. A día de hoy ya hay cuatro solicitudes de autorización de macrofiestas de Nochevieja en Cobeña, Guadalix de la Sierra, Navacerrada y Griñón.

Lo ha anunciado el presidente de la Comunidad, Angel Garrido, en rueda de prensa, donde ha explicado que la Comunidad ahonda con esta normativa en la mejora de un adecuado procedimiento de presentación de solicitudes para este tipo de eventos, acordes a la Ley 39/2015, de Procedimiento Administrativo Común.

Así, según ha explicado, se estipula la necesidad de que los ayuntamientos que acojan este tipo de eventos emitan un informe vinculante en materia de seguridad y protección ciudadana, que deberán remitir al órgano competente de la Comunidad, previo a su autorización definitiva.

El nuevo decreto aprobado por el Consejo de Gobierno recoge a su vez que este informe deberá contemplar aquellos proyectos y adecuación de las instalaciones que tengan que llevarse a cabo para su celebración, además de recoger las mencionadas medidas de seguridad. Introduce, además, una actualización en materia de normativa aplicable a los productos pirotécnicos.

SEGUROS Y FIANZAS

El presidente madrileño ha defendido que se pretende dotar de mayor seguridad a la celebración y organización de este tipo de eventos, ya que en muchas ocasiones estas actividades no se encuentran recogidas en las licencias de aquellos locales en los que se van a realizar.

Además, el decreto actualiza los seguros y fianzas de los que deben disponer los promotores. Estos deben obtener informe favorable del servicio municipal competente en verificar las medidas de seguridad, evacuación, cobertura sanitaria y de emergencia para las características de cada evento. Así, tal y como ha detallado posteriormente la Comunidad de Madrid, existe la obligatoriedad de prestar fianza para aforos de más de 4.000 personas mediante el depósito de 36.060,73 euros, así como de los correspondientes seguros de responsabilidad y contingencias a cargo de los promotores u organizadores en ambos casos (para aforos de hasta 5.000 personas deberá contar con una provisión de 1.202.024,21 euros de cobertura), fijándose la necesidad de coordinar con los agentes de la autoridad los necesarios mecanismos de comunicación que garanticen la oportuna viabilidad del evento para cumplimentar las exigencias de seguridad y orden públicos.

Asimismo, el decreto establece que la obtención de la autorización de la Comunidad para el desarrollo de actividades recreativas extraordinarias no eximirá del cumplimiento estricto de las condiciones establecidas en las correspondientes licencias municipales.

Por otra parte, desde el Ejecutivo han indicado que los ayuntamientos de Cobeña, Guadalix de la Sierra, Navacerrada y Griñón han solicitado a la Comunidad autorización para celebrar, este próximo fin de año, fiestas en recintos municipales cerrados y cubiertos, "cumpliendo adecuadamente con las normativas de seguridad y medio ambiente".

En estos macroeventos para despedir el año 2018 el aforo previsto será de 1.500 personas en el caso de Cobeña, 950 en Griñón, 500 en Guadalix de la Sierra y 400 personas en Navacerrada.