China hace historia al colocar una sonda en la cara oculta de la Luna

China hace historia al colocar una sonda en la cara oculta de la Luna

China se ha apuntado un tanto en la carrera espacial con el alunizaje de su sonda Change'4 en la cara oculta de la Luna, un logro que ningún país había conseguido hasta la fecha y que sitúa al gigante asiático entre las principales potencias espaciales.

"Un gran hito en la exploración humana del universo", indicó la prensa estatal sobre la llegada, a las 10.26 hora de China (02.26 GMT), de la sonda Chang'e 4 al cráter Von Karman de la cuenca Aitken, en el polo sur del satélite.

A la llegada, y ya de nuevo bajo control de Pekín, la sonda desplegó los paneles solares y las antenas, tomó las primeras fotografías detalladas que existen de la cara oculta de la Luna y las envió a la Tierra, rebotándolas a través de Queqiao.

También entonces echó a rodar el vehículo explorador que acompaña al módulo lunar y que tiene programados varios experimentos, además de llevar a cabo labores de reconocimiento y análisis de terreno.

La misión realizará tareas de observación astronómica de radio de baja frecuencia, detección de composición mineral y estructura de la superficie lunar poco profunda, así como de medición de la radiación de neutrones y átomos neutrales para estudiar el medio ambiente en la cara oculta de la Luna.

Asimismo, está previsto que cultive verduras y flores en un recipiente hermético, como parte de una serie de experimentos diseñados por 28 universidades de China.

Objetivo final, una misión tripulada a la Luna

La euforia china por la hazaña lunar se contagió incluso a los mercados bursátiles del país: en la Bolsa de Shanghái varias compañías aeroespaciales veían su cotización aumentar hasta casi un 10 % -el límite diario de variación-, situación que se repitió en el segundo parqué del país, el de Shenzhen.

El programa Chang'e (bautizado así en honor a una diosa que, según la mitología china, vive en la Luna) comenzó con el lanzamiento de una primera sonda en 2007, y desde entonces se han llevado cuatro aparatos más al único satélite de la Tierra. El objetivo final de este programa es una misión tripulada a la Luna, aunque no se ha fijado la fecha y algunos expertos la sitúan en torno a 2036.

Buscan grandes descubrimientos en la cara oculta de la Luna

Los científicos chinos se muestran optimistas tras el éxito del primer alunizaje de la historia en la cara oculta de la Luna, llevado a cabo ayer por la sonda Chang'e 4, y esperan "grandes descubrimientos", asegura la agencia estatal Xinhua. "La cara oculta de la luna tiene características muy especiales y nunca ha sido explorada in situ, así que la Chang'e 4 podría traernos grandes descubrimientos", explicó el director del departamento de exploración lunar y del espacio sideral de la Academia China de Ciencias (CAS), Zou Yongliao. "Podemos detectar información profundamente escondida en la Luna. Creo que habrá descubrimientos científicos sorprendentes", agregó.

Esta misión pionera podría ayudar a entender el pasado común de la Tierra y la Luna, como señala el investigador del departamento de Geología y Geofísica de la CAS Lin Yangting, que afirma que la Luna podría proporcionar "conocimientos sobre la historia primigenia de la Tierra".

Otros objetivos son tratar de averiguar las razones por las que se produjo un enorme bombardeo de asteroides hace unos 3.900 millones de años o analizar las radiaciones cósmicas y la interacción entre el viento solar y la superficie lunar.

Estos dos últimos factores son clave para una posible misión tripulada al satélite terrestre, ya que podrían ser dañinos para los humanos.

La Chang'e 4 está compuesta por un módulo de alunizaje y un vehículo explorador, que ha sido bautizado Yutu 2 (en la mitología china, "Yutu" significa "conejo de jade", la mascota de Chang'e, una diosa que vive en la luna). El vehículo todoterreno cuenta con una cámara panorámica, un espectrómetro de infrarrojos y un radar, herramientas con las que tratará de obtener imágenes de la superficie lunar y detectar su estructura y composición.

La Chang'e 4 tardó poco menos de un mes en llegar a su objetivo: fue lanzada el pasado 8 de diciembre, entrando en órbita lunar cuatro días después y efectuando su alunizaje ayer a las 10.26 hora de China (02.26 GMT).

El programa Chang'e comenzó con el lanzamiento de una primera sonda en 2007, y desde entonces se han llevado cuatro aparatos más al único satélite de la Tierra.

El objetivo final de este programa es una misión tripulada a la Luna, aunque no se ha fijado la fecha y algunos expertos la sitúan en torno a 2036.

Mejores Momentos

Ver Más

Programas Completos

Ver Más

Más de Exploración espacial

Ver Más