La sal es una de las culpables de la hipertensión

Llega el momento de saber por qué la sal causa hipertensión y con este experimento de David nos va a quedar mucho más claro.

La ración máxima recomendada de sal es una cucharadita de postre. El problema es que ponemos bastante más sal de la que debemos y solemos servirnos más bien una cucharada sopera de sal al cabo de un día.

Supongamos que en estos dos boles lo que hay es nuestra sangre y tiene que tener siempre la misma concentración ¿Qué pasa si añadimos sal a nuestras comidas? Pues que la sal hace que se nos concentre más la sangre y por eso nuestro cuerpo nos pide agua. Como empezamos a beber hay demasiada agua en nuestras arterias y al estar más líquida la sangre, nuestro corazón y nuestras arterias deben generar más presión de la que está acostumbrado. Y es entonces cuando se produce la hipertensión por culpa de la sal.

¿Y qué hace nuestro cuerpo si tiene exceso de líquido? Pues tiene que expulsarlo, y para eso tiene que poner a trabajar a nuestros riñones para que todo ese líquido salga de nuestro cuerpo. Por lo que si hacemos trabajar en exceso a nuestros riñones esto nos puede derivar en una insuficiencia renal.

Por todo esto, si somos hipertensos, hay que controlar muy bien nuestra alimentación y la sal que tomamos en ella.

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de Salud