Adelgazar en verano, ¡sin dietas!

Adelgazar en verano, ¡sin dietas!

En verano no hay nada más fácil que ganar unos kilos. Las cervecitas al sol, los helados en la piscina, los aperitivos. Las sobremesas son más largas, estamos más relajados y se nota, aumenta el peligro de engordar como mínimo tres kilos, ¿cómo remediarlo? Aquí tienes unos tips:

Empezar la mañana con un zumo de limón con agua tibia y una pizca de bicarbonato. El limón contiene ácido cítrico que actúa como fuente depurativa, además de ayudar a limpiar el hígado, el riñón y el colon.

Pero, no solo por la mañana es necesario beber como mínimo dos litros de agua al día. Nuestro cuerpo está lleno de toxinas que necesitan ser expulsadas de nuestro cuerpo diariamente.

Elige picoteos ligeros y saludables

Ojo a la hora del aperitivo. Elige picoteos ligeros y saludables: los berberechos, boquerones en vinagre, los encurtidos (cebolleta, pepinillos, etc.), son y serán siempre más ligeros que unas bravas o unos calamares rebozados.

Vigila las bebidas alcohólicas. No pasa nada porque te tomes una cerveza, un vino, una sidra... ¡Estás de vacaciones! Pero en pequeñas cantidades y con moderación.

Mejores Momentos

Programas Completos