El vestuario del Atlético cierra filas en torno a Koke

El vestuario del Atlético cierra filas en torno a Koke

El mal partido del Atlético de Madrid contra el Bayer Leverkusen en la Liga de Campeones fue castigado desde la grada del Wanda Metropolitano y mostró su disconformidad con silbidos, dirigidos tanto al entrenador Diego Pablo Simeone como al capitán Koke Resurrección, que no pasa por un buen momento.

No fueron mayoritarios, pero sí lo suficientemente audibles para mostrar a las claras cierta división de opiniones sobre el rendimiento del centrocampista o las decisiones del entrenador durante esta campaña.

"La gente siempre hace lo que siente y lo que ve en esos momentos, porque es fútbol. Yo recuerdo la época de Luis Aragonés, Caminero, Kiko... Nos han silbado a todos. La gente quiere que juegues bien hoy, pero Koke cuando salga del vestuario tendrá el agradecimiento de la gente del Atleti. Nosotros tenemos que buscar que esos silbidos se transformen en aplausos", valoró Simeone.

Morata también defendió a Koke tras el partido: "Creo que es el jugador más importante que tenemos, es nuestro capitán, ojalá todos pudiéramos correr y trabajar como lo que hace Koke, y con 11 jugadores como él ganaríamos siempre", señaló el delantero.

Morata, un gol histórico y balsámico en el mar de dudas rojiblanco

Héctor Herrera también se refirió los silbidos que se escucharon desde la grada al entrenador argentino Diego Pablo Simeone y al centrocampista Koke Resurrección, dijo que el equipo está "unido y fuerte"

"Yo siento al grupo súper unido, súper metido en lo que quiere y hacia dónde queremos ir, el míster lo transmite de esta manera", sentenció Herrera.