Rodrygo se viste de blanco: "Espero dar muchas alegrías"

Rodrygo se viste de blanco: "Espero dar muchas alegrías"

Rodrygo Goes, nuevo jugador brasileño del Real Madrid, dedicó en castellano sus primeras palabras en su presentación en el palco de honor del Santiago Bernabéu, donde, nervioso y emocionado el día que cumple su gran sueño, mostró su deseo de "dar muchas alegrías" al madridismo.

"Empiezo agradeciendo a Dios por todo lo que ha hecho por mí y mi familia, gracias a todos los que hemos luchado juntos este tiempo", inició su rápida alocución aprendida de memoria y con un intento de hacerla en un castellano entendible.

Rodrygo y Florentino Pérez
Rodrygo y Florentino Pérez

Rodrygo prosiguió con sus agradecimientos refiriéndose al presidente Florentino Pérez y la afición del Real Madrid.

"Gracias presi por la confianza que ha demostrado en mi trabajo y a los aficionados por el cariño. Espero dar muchas alegrías. ¡Hala Madrid!", terminó con su familia emocionada en primera fila antes de dirigirse al vestuario a vestirse de corto para pisar el césped del Santiago Bernabéu.

Supera el reconocimiento médico

Rodrygo
Rodrygo

Rodrygo el reconocimiento médico antes de su presentación como nuevo jugador del Real Madrid y la firma del contrato, que realizó feliz junto a Florentino Pérez, admirado por las Copas de Europa de su nuevo equipo.

Rodrygo acudió durante la mañana al hospital universitario Sanitas La Moraleja, donde superó el pertinente reconocimiento médico junto a los doctores del Real Madrid.

Posteriormente se desplazó con su familia al estadio Santiago Bernabéu, donde el presidente Florentino Pérez le esperaba en la sala de juntas para firmar su contrato con el Real Madrid. Posó con su nueva camiseta, sin dorsal como hicieron Luka Jovic y Eden Hazard, antes de ser presentado en el palco de honor.

¿Quién es mejor? Rodrygo o Vinícius

Dos fotos de grandes dimensiones con Rodrygo defendiendo la camiseta de la selección brasileña y portando el dorsal 10, de su experiencia en las categorías inferiores, esperan la salida del delantero brasileño, mientras varios miles de aficionados ya están en su asiento en la grada del estadio Santiago Bernabéu esperando a ver de corto a su nuevo jugador.