Las vacas pagarán impuestos por lanzar ventosidades

Las vacas pagarán impuestos por lanzar ventosidades

Las vacas pagarán impuestos por lanzar ventosidades, o al menos lo harán sus propietarios. La Unión Europea sostiene que los ganaderos también son responsable del calentamiento global. La medida busca reducir en un 40 por ciento la emisión de gases nocivos.

Se calcula que una vaca a través de sus flatulencias es capaz de producir al día hasta 300 litros de gas metano suficiente para mantener encendida una nevera de pequeño tamaño.

El gas metano, es un gas de efecto invernadero que provoca el calentamiento global y es aún más contaminante que los gases que provoca el tráfico y tiene un 23% más capacidad de atrapar el calor que provoca el calentamiento global.

Según la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura) los 1.500 millones de vacas que hay en el mundo provocan eleva hasta el 20 % de los gases nocivos que hay en la atmósfera.

Por eso, la Unión Europea quiere poner freno a esas flatulencias y lo quiere hacer con un impuesto que grabará la leche y la carne del ganado vacuno, con el objetivo de reducir el consumo de carne y por supuesto que haya menos número de vacas en el mundo.

Entre el año 2021 y 2030, la Unión Europea quiere reducir hasta en un 40 por ciento la emisión de gases nocivos que emiten el ganado vacuno.

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de Unión Europea