Rivera propone a Sánchez cuatro pactos de Estado y no le facilitará la investidura

Rivera propone a Sánchez cuatro pactos de Estado y no le facilitará la investidura

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, planteó este martes al presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, cuatro pactos de Estado, dentro de la oposición “leal” que aseguró que va a mantener en esta legislatura.

En la rueda de prensa que ofreció en el edificio del portavoz del Gobierno, Rivera expuso las cuatro materias que le ha planteado a Sánchez, fuera de ideologías, por España y el “interés general”: educación, despoblación, inmigración y lucha contra el terrorismo.

Rivera trasladó que, en la reunión de 50 minutos con Sánchez, le ha pedido al presidente que "rectifique y reflexione" sobre el Pacto de Estado por la Educación que el PSOE “reventó” la legislatura pasada, para que no haya continuas “contrarreformas y parches” en esta cuestión.

Además, abogó por un pacto contra la despoblación, porque es “un problema vital para millones de españoles de esta España vaciada”.

El tercer pacto, sobre inmigración, debería centrarse a su juicio en dos aspectos: adoptar medidas para que la inmigración “regular” sea “ágil” y, por otro lado, combatir las mafias ilegales, dejando claro que “este no es el país para traficar con las personas”.

Por último, en lo referido a la “seguridad y lucha contra el terrorismo”, le planteó que cuente con Ciudadanos si hay que modificar leyes o endurecer aspectos de la lucha contra el terrorismo.

¿Abstención?

Albert Rivera ha comunicado a Pedro Sánchez que no facilitará su investidura (ni siquiera con una abstención). Al término del encuentro, fuentes del Ejecutivo han tildado la conversación con Rivera de "fluida y cordial" y han resaltado principalmente que la entrevista en sí se haya producido con el propósito de "normalizar las relaciones institucionales y el diálogo político".

La reunión ha tenido lugar un día después del encuentro que Sánchez mantuvo el lunes con el presidente del PP, Pablo Casado, a quien Sánchez quiso dar un trato singular como líder de la oposición, pese a la corta distancia que le separa de Ciudadanos (9 escaños en el Congreso) tras las elecciones generales del 28 de abril. De hecho, a Casado se le permitió ofrecer una rueda de prensa desde la sala que usa el Ejecutivo para informar de los contenidos del Consejo de Ministros, mientras que a Rivera se le ha ofrecido la conocida como 'sala briefing', más pequeña, pero que suelen usar los presidentes autonómicos cuando visitan La Moncloa.

Cataluña

Con respecto a Cataluña, Sánchez y Rivera "han constatado la necesidad de mantener una comunicación permanente" en esta "cuestión clave", añaden las fuentes del Gobierno. También el lunes con Casado, el presidente acordó establecer este contacto permanente. Albert Rivera ha ofrecido a Sánchez los senadores de su partido, así como los 57 escaños en el Congreso, para que ponga en marcha el artículo 155 de la Constitución en Cataluña.

La entrevista, que ha durado algo menos de una hora -la entrevista con Casado se prolongó algo más de hora y media- ha permitido sobre todo, según Moncloa, "reforzar la institucionalidad y restablecer los espacios de comunicación que requiere la vida política española".

Rivera ha transmitido al jefe del Ejecutivo su voluntad de "liderar una oposición firme para controlar y vigilar el Gobierno que formen PSOE y Podemos", pero que sea al mismo tiempo leal con el Estado. Una oposición que "aspire a ser Gobierno" y que actúe "sin mochilas, sin corrupción y libre", ha dicho Rivera.

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de Albert Rivera