La Mesa del Congreso suspende a los 4 diputados presos del 'procés'

La Mesa del Congreso suspende a los 4 diputados presos del 'procés'

La Mesa del Congreso, presidida por la socialista Meritxell Batet, ha suspendido de sus cargos a los cuatro diputados catalanes en prisión preventiva por el proceso independentista en Cataluña.

Batet ha anunciado la adopción de esta medida, adoptada en consonancia con un informe encargado de los letrados de la Cámara Baja que avalaba suspender a los presos Oriol Junqueras, Josep Rull, Jordi Turull y Jordi Sànchez, en aplicación del artículo 384 bis de la Ley de Enjuiciamiento Criminal.

La decisión no ha sido unánime ya que los dos diputados de Unidas Podemos han solicitado más tiempo y han mostrado sus desacuerdo.

ERC y Junts tildan de “golpe de Estado” la suspensión de sus diputados

Los letrados del Congreso avalaron la suspensión

El informe de los letrados del Congreso avaló la suspensión de los 4 diputados catalanes en prisión preventiva en aplicación de la Ley de Enjuiciamiento Criminal (Lecrim), en concreto su artículo 384 bis y concluye que se debe proceder por parte de la Mesa a "adoptar las medidas precisas para dar plena efectividad a la previsión legal". El órgano de gobierno del Congreso tiene que acordar la suspensión "por imperativo legal", y no sólo eso, sino que también debe "fijar los efectos de la misma".

La Mesa tendrá ahora que resolver, apuntan los letrados, el alcance de la suspensión, la determinación del número de miembros de derecho de la Cámara durante el tiempo que dure la suspensión, a los efectos del cómputo de la mayoría absoluta, y también la composición de los órganos parlamentarios. Es decir, la Mesa tendrá que fijar el umbral de la mayoría absoluta -176 diputados con todos los parlamentarios, 350, en plena condición como tales-, lo que es clave para, por ejemplo, la sesión de investidura.

JxCat pedirá la reconsideración de la Mesa o acudirá al Tribunal Constitucional

Los diputados de JxCat Laura Borràs y Jaume Alonso Cuevillas han denunciado un "golpe al Estado de derecho" por parte de la Mesa del Congreso al acordar la suspensión de los diputados presos, ante lo que presentarán un escrito de reconsideración como paso previo a recurrir al Constitucional.

Celaá: el Gobierno no busca ventaja con la suspensión

La ministra portavoz en funciones, Isabel Celaá, ha asegurado este viernes que el Gobierno "no está buscando ventajas de ningún tipo" con la suspensión de los tres diputados de ERC y uno de JxCat presos en Soto del Real (Madrid), al reducirse el número necesario para alcanzar la mayoría absoluta en el Congreso.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, celebrada antes de conocerse la decisión de la Mesa de suspender a los diputados, Celaá ha precisado que "somos una democracia consolidada y creemos en la separación de poderes". Por eso, respetarán la decisión que tome la Mesa tras recibir el informe de los letrados y se ha mostrado segura de que ese órgano se manifestará con argumentos técnicos y resoluciones bien documentadas en lo jurídico.

Respecto a las reacciones del PP y de Ciudadanos sobre esta cuestión y pedir responsabilidades a la presidenta del Congreso, Meritxel Batet, Celaá ha indicado que la de Ciudadanos, pedir su dimisión, le parecía "desproporcionada, al menos".

Respecto a la variación sobre la mayoría absoluta que supone esa suspensión de diputados para la investidura de Pedro Sánchez, ha destacado que el Gobierno "está pensando" en los 350 diputados y la mayoría absoluta de los 176 y que si esas cifras varían será por una decisión ajena al Ejecutivo.

Ha lamentado que el "primer arranque" de la Cámara Baja, en referencia a la condición de los diputados independentistas presos, se haya producido entre "controversias judiciales", por las decisiones del Tribunal Constitucional, Supremo o la Fiscalía sobre los diputados independentistas y el PP y Ciudadanos.