El Hospital Gómez Ulla acogerá a la veintena de españoles que llegan de Wuhan

El Hospital Gómez Ulla acogerá a la veintena de españoles que llegan de Wuhan

El Hospital Gómez Ulla de Madrid acogerá a la veintena de españoles que van a ser repatriados de Wuhan (China), epicentro del brote de coronavirus, y que por ahora están "sanos". Estarán en el citado centro hospitalario un periodo de 14 días de cuarentena, según ha informado el ministro de Sanidad, Salvador Illa.

Illa ha presidido este jueves una reunión de la Comisión de Salud Pública, en la que estaban presentes el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio, Fernando Simón, y técnicos y directores generales de Salud Púlica de las comunidades autónomas, así como con las sociedades científicas como, por ejemplo, la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (SEIMC) y la Asociación Española de Pediatría (AEP).

El objetivo de estos encuentros ha sido analizar la actual situación del coronavirus, que ya ha provocado la muerte de cientos de personas en China y afectado a miles de ciudadanos tanto en el país asiático como en otros países como, por ejemplo, Alemania, Francia, Estados Unidos, Tailandia y Australia.

En España todavía no se ha confirmado ningún caso.

Los profesionales sanitarios del Gómez Ulla van a recibir un curso de adiestramiento

Según han informado a Europa Press fuentes cercanas al Hospital Gómez Ulla de Madrid, los profesionales sanitarios de este centro hospitalario, gestionado por el Ministerio de Defensa, van a recibir en las próximas horas un curso de adiestramiento para atender a los españoles repatriados durante el periodo de cuarentena que, según ha insistido Simón, están "sanas" y podrán recibir la visita de sus familiares pero siempre con medidas de protección.

Simón ha avisado de que el tema del coronavirus en España está siendo un "temor infundado", insistiendo en que no hay ningún caso confirmado y que otros virus como, por ejemplo, el coronavirus SARS y el MERS tenían una mayor letalidad (12% y 30%, respectivamente) que el actual, el cual su mortalidad se sitúa en el 2,2%.