La Comunidad de Madrid denunciará ante la Fiscalía la 'okupación' de 59 viviendas públicas por mafias

La Comunidad de Madrid denunciará ante la Fiscalía la 'okupación' de 59 viviendas públicas por mafias

La Comunidad de Madrid va a denunciar ante la Fiscalía la 'okupacion' de 59 viviendas públicas por parte de mafias. Se trata de inmuebles de la agencia de vivienda social: 16 están en la capital y el resto en otros 10 municipios.

Así lo ha anunciado el vicepresidente del gobierno regional, Ignacio Aguado, durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno.

"Están 'okupadas' por mafias, que no solo las utilizan para sus prácticas ilegales, sino que la subarriendan y se benefician de ellas", ha dicho Aguado.

"Consideramos que es importante tomar medidas por eso reforzaremos la seguridad y acciones por parte de la Policía Nacional para garantizar el desalojo de estas viviendas 'okupadas'"

El Consejo de Gobierno conoció un informe, elaborado de forma conjunta por la Consejería de Justicia, Interior y Víctimas y por la de Vivienda y Administración Local, en el que se da cuenta de una serie de hechos que podrían ser considerados delito, y que están resultando lesivos para los bienes y derechos de la Comunidad de Madrid, en concreto, para el patrimonio público que gestiona la Agencia de Vivienda Social.

Además de Madrid capital, donde se han detectado 16 viviendas usurpadas por estos grupos, los demás municipios afectados son: Leganés, Arroyomolinos, Valdemoro, Alcalá de Henares, Alcobendas, Fuenlabrada, Galapagar, Mejorada del Campo, Coslada y Móstoles.

Aguado explicó que el Gobierno regional cree que estas organizaciones criminales, además de haber ocupado ilegalmente estos inmuebles, estarían “subarrendando las viviendas e incluso vendiendo a otras personas en situación de especial necesidad. Igualmente, a través de estos pisos, se estarían llevando a cabo delitos y negocios ilegales como tráfico de drogas, prostitución, cultivo de cannabis, depósitos de artículos robados y talleres de despiece de vehículos, entre otros. Se trata de un grave problema que está alterando la convivencia vecinal en determinadas localidades y distritos de la capital, lo que ha generado un clima de inseguridad en los barrios afectados”.