El 'rey del cachopo' defiende su inocencia: "No he matado a nadie"

El 'rey del cachopo', junto con dos policías
El 'rey del cachopo', junto con dos policías

César Román, conocido como el 'rey del cachopo', se ha negado a declarar durante su comparecencia ante la jueza de Instrucción número 32 de Madrid, Rosa María Freire, por el crimen de su novia, si bien ha manifestado que es "inocente" y que no ha matado a nadie en los pasillos tras concluir la breve comparecencia. Freire ha decidido levantar el secreto del sumario.

Ante la magistrada, se ha negado a declarar tras acogerse a su derecho debido a que desconoce los motivos concretos de su imputación al estar el sumario bajo secreto. "Hasta que no se levante el secreto", ha afirmado a preguntas de los periodistas, ante los que ha aseverado que es "inocente". "No he matado a nadie", ha apostillado.

Tras ello, la jueza ha levantado el secreto del sumario para que sea consultado por los abogados de César Román. Una vez que conozcan las actuaciones, pedirán la comparecencia de su cliente. Román será conducido a alguna prisión madrileña, posiblemente la de Soto del Real, según su letrado.

Con la cabeza alta, el 'rey del cachopo' ha hecho el paseillo delante de la decena de periodistas que aguardaban su llegada en los pasillos de los juzgados. Tranquilo y con paso firme, ha lanzado a la prensa una sonrisa y ha seguido su camino, esposado y conducido por dos agentes de la Guardia Civil.

Tranquilo y con paso firme, ha lanzado a la prensa una sonrisa

Pasadas las 14.30 horas, ha entrado en el juzgado para la comparecencia. Pero al igual que en sede policial, ha preferido guardar silencio ante la instructora a la espera de que se destape el secreto de las actuaciones.

A su llegada a los juzgados, el abogado defensor, Javier Notivoli, ha insistido a preguntas de los medios que habrá que ver si es verdad todo lo que se ha publicado. De ser cierto, según ha afirmado, sería "la peor bestia que puebla la Tierra". También ejerce su defensa la abogada Teresa Bueyes, quien ha reafirmando a su llegada a esta sede judicial que su cliente es "inocente", indicando que ellos no le han aconsejado que no declare, sino que es una decisión suya.