Méndez denuncia la "farsa y el fracaso" de la salida de la crisis del Gobierno

UGT celebra su 41 Congreso, con Méndez como candidato a la sexta reelección

Méndez defiende que la actuación de UGT ha sido "legal, clara y transparente" en Andalucía

nacional

| 10.04.2013 - Actualizado: 21:10 h
REDACCIÓN

UGT celebra desde este miércoles hasta el próximo sábado, día 13, su 41º Congreso Confederal, en el que el actual líder de la organización, Cándido Méndez, optará a la reelección para un sexto mandato. Cándido Méndez ha denunciado hoy la "farsa y el fracaso" al que el Gobierno somete a la sociedad al decirle que se está cerca de la salida de la crisis.

En la defensa de su informe de gestión ante el 41 Congreso confederal de UGT, en el que opta a su sexto mandato consecutivo, Méndez ha recordado que el actual Gobierno engañó a los ciudadanos antes y después de las elecciones. En su opinión, siguen engañando a la sociedad al decirles que ahora se está lejos del rescate de mayo de 2010.

Méndez también ha acusado al Gobierno de "no saber qué hacer" para salir de la crisis. Por ello, ha emplazado al Ejecutivo a que apueste por el diálogo y el consenso como alternativa a la reducción del déficit para volver al crecimiento.

Cándido Méndez ha pronosticado que la recuperación "está lejana" y ha advertido de que, cuando llegue, si no se ha creado una banca pública seguirán las dificultades de crédito por la desaparición de la cajas.

El dirigente sindical ha defendido el papel de los sindicatos en la defensa de los trabajadores y los servicios públicos, frente a la "lluvia ácida" de los quieren acabar con ellos.

El Congreso ha comenzado con la proyección de un vídeo en el que se ha criticado el desmantelamiento de la sanidad, la educación o la justicia, se ha rechazado la reforma laboral y se ha denunciado que un Gobierno que "no escucha" aprobó unos presupuestos para 2012 que trajeron más recortes y más paro.

En el vídeo se han recordado las movilizaciones y las dos huelgas generales convocadas al Gobierno del PP, y opinando que sólo hay dinero para rescatar a los bancos.

DEFIENDE LA ACTUACIÓN "LEGAL, CLARA Y TRANSPARENTE" DEL SINDICATO EN ANDALUCÍA

Además, el secretario general de UGT, Cándido Méndez, defendió este miércoles que la actuación de su federación en Andalucía ha sido "legal, clara y transparente", en referencia a la trama de los ERE en esta comunidad autónoma.

En su intervención en la inauguración del 41 Congreso Confederal del sindicato, Méndez aseveró que "no tenemos nada que ver, ni formamos parte de ninguna trama corrupta".Así, denunció a quienes "quieren condenarnos" y rechazó el "juicio paralelo" que trata de "desprestigiar y arrinconar" a la organización.

Méndez apuntó que hay abierta una investigación sobre esta trama "porque ha habido irregularidades y delitos", pero subrayó que la organización sindical "se ha presentado desde el principio como acusación particular" para que "se sentencie y se condene a todos los que han delinquido".

También criticó que se ligue al sindicato a una persona incluida en la trama que hace 11 años que no está vinculada a la organización. "Hasta cuándo se es un ex", se preguntó Méndez, quien agregó: "parece que en nuestro caso es toda la vida".

Por último, aseveró que se está "criminalizando" a la organización en este caso "para tapar el caso más grave" de corrupción, que es el de Gürtel y su "rama Bárcenas"

CC.OO. OFRECE CONSENSO PERO NO RENUNCIA A DAR LA BATALLA EN LA CALLE

Por su parte, el secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, ha afirmado que la oferta sindical de consenso es "sincera" pero ha subrayado que los sindicatos no van a renunciar a dar "cuantas batallas sean necesarias" para que la crisis no termine siendo el caldo de cultivo del desmantelamiento social.

Toxo se ha referido al 'escrache' "de acoso mediático" que se viene haciendo al secretario general de UGT, Cándido Méndez, y ha alertado contra quienes "envuelven" todo en un "pretendido manto de corrupción". Ha señalado que "los mismos que aplauden" que fuerzas "extrañas a la democracia" decidan gobiernos, como ha ocurrido en Grecia, Italia "y puede suceder en España" ahora también quieren convertirse en "quienes nombren a los secretarios generales de los sindicatos".

Ha añadido que es tiempo de reivindicar el sindicalismo, pero también "la democracia y sus valores" y que los sindicatos deben "jugar un papel" en defensa de las instituciones democráticas.

Entre los invitados han estado el líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba; la defensora del Pueblo, Soledad Becerril, los ex ministros socialistas José Luis Corcuera y Miguel Ángel Moratinos y el exsecretario general de UGT Nicolás Redondo.

Por parte de la CEOE la delegación ha estado encabezada por uno de sus vicepresidentes y presidente de CEPYME, Jesús Terciado, y no por su presidente, Juan Rosell, que sí acudió al Congreso de CCOO celebrado en febrero y donde fue objeto de una pitada de los asistentes.

A POR LOS 23 AÑOS DE AÑOS CONSECUTIVOS AL FRENTE DE UGT

Cándido Méndez, que, salvo sorpresa de última hora, volverá a ser reelegido para el cargo por otros cuatro años más (ya lleva 19), ha asegurado recientemente, en una entrevista con Europa Press, que el sindicato no necesita un "lavado de cara", sino un cambio "profundo" para acercarse más a los afiliados y cambiar la percepción social que se tiene de la organización.

Méndez reconoció que el sindicato ha cometido errores en los últimos cuatro años, aunque no deliberadamente. Así, ha indicado que en 2009, cuando arrancó su quinto mandato, pensaba, al igual que casi todos los expertos, políticos y agentes económicos, que la crisis iba a ser muy dura, pero corta, con la economía recuperándose en 2012, algo que finalmente no ha sucedido.

También cree que en el sindicato no ha hecho todos los esfuerzos posibles para que sus afiliados conocieran de primera mano las razones de algunas de sus decisiones, tanto en lo que respecta a los contenidos de lo que se negociaba como a las movilizaciones que se convocaban. "Y eso lo tenemos que corregir. Nuestra organización tiene que hacer un esfuerzo que vaya más allá del contacto con nuestros afiliados a través de las redes sociales y tenemos que profundizar mucho en el 'bis a bis', con informaciones directas", subrayó a Europa Press el líder de UGT.

El líder de UGT afirmó además en esta entrevista que "ni se siente cansado ni desilusionado", pero sí "enormemente preocupado" por la difícil situación de los trabajadores, al tiempo que ha reconocido que ninguno de los 19 años que lleva en el cargo ha sido fácil. "Estamos en una de las coyunturas más difíciles de la etapa democrática, si no la más difícil, para los trabajadores y, por tanto, para el sindicato, y ahora, cuando más se necesita el sindicato, más se le descalifica", ha señalado.