Libertad provisional para el profesor del Valdeluz acusado de abuso sexual

Debe comparecer dos veces al mes ante el Juzgado y alejarse del centro educativo

Uno de los padres pide que se le imponga la prohibición de acercarse a las víctimas

madrid

| 15.04.2014 - 12:10 h
REDACCIÓN

El juez de Instrucción número 13 de Madrid, Hermenegildo Barrera, ha decretado la libertad del profesor del colegio Valdeluz Andrés D., acusado de abusos a alumnas, con la obligación de comparecer en el juzgado los días 6 y 20 de cada mes, retirada de pasaporte y alejamiento del centro educativo.

El magistrado ha adoptado esta decisión en un auto dictado ayer a raíz de una petición del abogado defensor del profesor, para quien el instructor decretó prisión provisional el pasado 14 de febrero, fecha en la que ingresó en el centro penitenciario de Soto del Real (Madrid), han informado fuentes jurídicas.

Andrés D. fue detenido el 11 de febrero y el juez le envió a prisión tres días más tarde como presunto autor de siete delitos de abusos sexuales cometidos desde 2006.

Durante su declaración ante el juez el profesor negó los hechos y defendió su inocencia, según su abogado, Ramón Muñoz Cid. El profesor tiene "la conciencia tranquila" porque "él no ha hecho nada y es completamente inocente", según mantuvo su letrado, quien agregó que en la cárcel se le aplicó a su cliente el protocolo antisuicidios, que consiste en que hay un preso de confianza a su lado las veinticuatro horas del día, por tratarse de un caso mediático y por su perfil.

LOS ABOGADOS DE LAS VICTIMAS RECURRIRÁN LA PUESTA EN LIBERTAD

Los abogados de varias de las chicas ya han adelantado a Europa Press que recurrirán la decisión del magistrado al estimar que los hechos son "muy graves" y que pueden aparecer más casos.

Uno de los padres de las presuntas víctimas del profesor Andrés D.D. ha considerado "razonable" la decisión del juez de acordar su puesta en libertad, si bien ha asegurado que se le debería imponer la prohibición de acercase a las denunciantes de los presuntos abusos sexuales.

La hija de Javier comenzó a sufrir abusos a los 16 años, lo que le derivó en un trastorno alimentario. por ello, acudió a un centro regional para recibir durante un año tratamiento. No denunció los hechos para evitar a su hija el trauma. "Como ciudadano veo normal que se le deje en libertad", ha aseverado al tiempo de destacar que "aunque el delito sea grave, no implica un riesgo para la sociedad siempre y cuando se le hayan puesto medidas cautelares".

SIETE ALUMNAS CONFIRMARON LOS ABUSOS

Durante estos meses el instructor ha tomado declaración a supuestas víctimas y a padres de las jóvenes y en concreto el pasado 14 de marzo ocho exalumnas comparecieron en el juzgado, siete de las cuales confirmaron los abusos y otra, menor de edad, aseguró que no hubo connotación sexual en su relación con el docente.

La mayoría de las testigos confirmaron ante el magistrado que sufrieron abusos sexuales continuados durante las clases particulares en la academia de música Melodía Siglo XXI anexa al colegio y algún caso durante el recreo o alguna fiesta escolar, según relataron entonces abogadas de algunas de las jóvenes.

Sin embargo, una menor de 14 años, que lleva diez o doce años dando clases en la academia, señaló que jamás había sufrido ningún tipo de abuso por parte del docente y que el profesor le había tocado como "colega".

Varios padres de exalumnas han corroborado ante el juez que sus hijas sufrieron abusos sexuales por parte de un profesor del centro y han asegurado que las niñas no querían ir a clase con él porque estaban incómodas.

No obstante, dos padres aseguraron al juez el pasado día 7 que el docente es un "gran profesor", "cercano y cariñoso" y que sus clases y barbacoas transcurrían con normalidad, y el día 9 dos exalumnas señalaron al instructor que jamás observaron ningún comportamiento extraño del profesor.

En el marco de esta investigación también fueron detenidos el director y el jefe de estudios del colegio -que ya han cesado en estos cargos- por conocer supuestamente los hechos y no denunciarlos y tras pasar a disposición judicial quedaron en libertad con la obligación de comparecer ante el juez cuando sean requeridos.

Durante su declaración judicial el pasado 10 de marzo ambos negaron haber tenido conocimiento de los supuestos abusos cometidos por el profesor de música.