El PP recurre Madrid Central y Sabanés le acusa de "irresponsable y electoralista"

El PP recurre a los tribunales tras aprobarse el proyecto Madrid Central

El Grupo Municipal del Partido Popular en el Ayuntamiento de Madrid ha interpuesto un recurso contencioso-administrativo "contra la ordenanza de Movilidad por la que se regula Madrid Central" y han solicitado medidas cautelares.

Así lo ha avanzado el portavoz de la formación, José Luis Martínez-Almeida, durante la concentración de la Plataforma de Afectados de Madrid Central en la Plaza de Cibeles el día que se ha firmado el decreto para regular la medida.

En opinión de Almeida, el decreto se ha firmado "a las ocho de la mañana" y "sin previo aviso" debido a una "voluntad de imposición sobre un determinado modelo del centro, que perjudicará no solo al centro sino al conjunto de la ciudad".

Deslealtad institucional

En este sentido, ha lamentado la "deslealtad institucional del Ayuntamiento con la Comunidad de Madrid". "No puede ser que el viernes se sienten con la Comunidad a tratar de ver cuáles son las soluciones en transporte público, y después se apruebe este decreto a los dos días. ¿Qué estudio tiene? Ninguno. Si tuviera voluntad de entendimiento no se hubiera presentado con un folio de 10 hojas", ha lanzado.

Por ello, Almeida ha reiterado que Madrid Central es una medida "improvisada, chapucera", realizada como "banderín de enganche electoral" y "adoptada a espaldas de madrileños, del interés general de la ciudad".

No al Madrid Central de Carmena

Será el PP, tal y como ha indicado Almeida, quien "revertirá este disparate" si llega a al Alcaldía tras las elecciones municipales de 2019. "No será el Madrid Central de Carmena, centro será un distrito en el que se dialogue; el PP hará todas las modificaciones que sean necesarias para que no se convierta en una ratonera", ha añadido a continuación.

Preguntado por la reunión del pasado viernes entre Gobierno regional y autonómico, Martínez-Almeida ha precisado que "no ha habido ningún cambio de opinión en la Consejería ni en la Comunidad". "Rosalía Gonzalo (consejera de Transportes) habló de voluntad de entendimiento en el transporte público, y Rollán (vicepresidente) dijo que Madrid Central era inviable", ha explicado, para remachar a renglón seguido que la Comunidad tiene "buena voluntad" para no perjudicar al transporte público.

En opinión del portavoz 'popular', el Ayuntamiento "pretende organizar una fiesta y que la paguen los demás". "Lo que no puede decir es que están de acuerdo, vamos a planificar el transporte público, y luego aprobar esto", ha cargado.

Sobre las palabras de la delegada del área, Inés Sabanés, de acudir a la Unión Europea, Almeida ha propuesto que "antes de ir a la Unión Europea", acuda al Centro. "Sabanés tuvo la desfachatez de reconocer que el Ayuntamiento no va a poner un solo autobús extra... siempre hemos dicho ¿dónde están las alternativas?", ha concluido.

Vulnerar la autonomía local

El Gobierno del Ayuntamiento de Madrid ha avisado a la Comunidad de Madrid de que no tiene competencias en materia de movilidad y ha confiado en que, al margen de la posición de los partidos, como administración vele por proteger la salud y no vulnere "el principio constitucional de autonomía local".

La delegada de Medio Ambiente y Movilidad, Inés Sabanés, ha considerado "irresponsable, partidista y electoralista el recurso presentado por el PP contra la ordenanza de movilidad sostenible en la que se incluye Madrid Central y ha pedido que cese "la escalada de acoso" a los planes municipales.

Escalada de acoso

Sabanés se ha pronunciado de este modo en la rueda de prensa posterior a la aprobación en la Junta de Gobierno del plan para cerrar al tráfico el centro de la ciudad, al que solo podrán acceder desde este 30 de noviembre sus vecinos y quienes conduzcan vehículos no contaminantes, salvo excepciones.

Sobre el recurso presentado por el PP contra la ordenanza de movilidad -que regula Madrid Central, entre otras cuestiones como el uso de los patinetes o la velocidad máxima en las calles-, la delegada ha dicho que lo desconocía pero en todo caso ha advertido de que es "muy peligroso".

"Si (no cesa) esta escalada de acoso, de denuncia y de llevar a los tribunales la obligación y la competencia municipal de preservar la salud, desde luego el Gobierno municipal hará requerimientos, informaciones y comunicaciones a la Unión Europea", ha advertido la concejal de Ahora Madrid en alusión a las multas impuestas por la Comisión Europea a España por incumplir los compromisos de calidad del aire.

La delegada ha añadido que la actitud del PP "entra de lleno" a confrontar lo "consensuado" con la Unión Europea por el Gobierno central durante el mandato del popular Mariano Rajoy.

Preguntada por los periodistas sobre la afirmación del presidente regional de que está dispuesto a llegar hasta los tribunales para frenar el plan de restricción de tráfico en el centro, Inés Sabanés, ha dicho que no tiene "ningún miedo" pero sí "prevención".

"Hay una diferencia entre lo que los partidos hacen o dicen y lo que las instituciones están obligadas a garantizar", ha respondido la delegada de Medio Ambiente y Movilidad, que ha pedido a Garrido "no confundir" lo que el PP diga con las responsabilidades de las instituciones ante "marcos normativos claros y meridianos".

Gabilondo pide que se haga bien

Por su parte, el portavoz socialista en la Asamblea, Ángel Gabilondo, ha pedido que Madrid Central "se haga bien" y ha estimado que "de aquí al 30 de noviembre todavía hay tiempo" para garantizar que los madrileños van a tener todas las condiciones para desarrollar sus actividades en el centro de la ciudad.

El PSOE en el Consistorio madrileño y en el Parlamento regional están de acuerdo en que se haga Madrid Central, pero que "se haga bien" porque "Madrid necesita algunas medidas serias" para reducir la contaminación, ha subrayado el portavoz del PSOE en la Asamblea.