Avanzan con lentitud los trabajos de apuntalamiento del edificio de Vallecas que sufrió una explosión

Según las primeras pesquisas, la explosión podría deberse a un escape de gas
Explosión en Puente de Vallecas |EFE

Continúan los trabajos para apuntalar y desescombrar el edificio de Puente de Vallecas que el pasado 5 de abril sufrió una explosión, ya que hay un alto riesgo de colapso de la estructura y se deben extremar los cuidados.

Actualmente se está trabajando en el desescombrado y apuntalamiento de las viviendas letras A y B de la planta que sufrió la explosión, el piso 13 del inmueble, según han informado fuentes del área de Desarrollo Urbano Sostenible del Ayuntamiento de Madrid.

Un total de 82 familias no pueden acceder a sus casas como consecuencia de esta explosión, 78 de ellas residentes en el edificio siniestrado, donde no hubo que lamentar muertes pero resultaron heridas 17 personas, todas de carácter leve.

La vuelta de los ocupantes del edificio

Además, debido a la complejidad de estas tareas, dificultadas por el fuerte viento de los últimos días "aún es pronto para decidir la vuelta de los ocupantes del edificio."

El realojo dependerá de la culminación de la fase de demoliciones controlada

Por otro lado, el realojo dependerá de la culminación de la fase de demoliciones controlada y en todo caso sería parcial, pues llegaría como máximo a la planta 10 mientras que los pisos de las alturas 11, 12 y 13 deberán permanecer cerradas hasta la finalización de las obras.

Según el Consistorio, aún es "pronto" para evaluar el alcance final de los daños estructurales

Según el Consistorio, aún es "pronto" para evaluar el alcance final de los daños estructurales pues aún no se puede revisar de forma segura el estado, sobre todo, del forjado y los pilares, aunque todo apunta a que será necesario demoler parcialmente los forjados de la planta 13 y que será necesario reforzar varios pilares. También han señalado que no está previsto "derribar ningún edificio" sino únicamente "elementos dañados de forma irreversible e irreparable".

Los edificios próximos

Con respecto a la situación de los edificios colindantes, en Pablo Neruda 15 avanza a buen ritmo la obra para reconstruir la fachada exterior dañada, para lo que se ha instalado un andamio que llega hasta la novena planta, y también avanzan las obras de Antonio Mairena, 4, donde hay mayores daños debido al impacto de cascotes por la explosión, lo que alargará los plazos.

En San Claudio, 4 se reparan las cubiertas afectadas y el Consistorio espera retirar los andamios en una o dos semanas.

En todos los inmuebles el Ayuntamiento se hará cargo de reparar la estructura

En todos los inmuebles el Ayuntamiento se hará cargo de reparar la estructura mientras que las comunidades de propietarios, por sí mismas o con sus pólizas de seguro, asumirán la sustitución de las carpinterías exteriores y las puertas dañadas por la "diversidad de materiales, calidades y soluciones constructivas que estos elementos presentan" y que en su mayoría no son las originales.

Además los vecinos del edificio que sufrió la explosión -el 17 de Pablo Neruda- se harán cargo de las obras de sustitución de los tres ascensores dañados, cuyas condiciones ha determinado el Consistorio para que no se comprometa la obra principal.